Inicio > Avances > Resident Evil Revelations 2 – Segundas Impresiones

Resident Evil Revelations 2 – Segundas Impresiones

A final del mes de septiembre pudimos probar varias escenas de Resident Evil Revelations 2, la nueva encarnación del universo de terror de Capcom. Ya publicamos unas impresiones en las que os hablamos de parte de lo que pudimos probar y hoy ha terminado el embargo que teníamos sobre la otra parte. Estas segundas impresiones se centran en cómo Claire y Moira acceden a una antigua zona de reclusión, con algunas puertas cerradas y otras abiertas, donde se nota que algo bastante grave ocurrió no hace demasiado tiempo. Pero comencemos por el principio y recordemos que en las impresiones previas ya os contamos una de las secuencias protagonizadas por estas dos intrépidas heroínas.

Una prisión llena de afligidos

Lo de los zombis ya queda muy atrás, el nuevo peligro al que nos enfrentamos en esta parte del juego son los conocidos como afligidos. Una misteriosa llamada acompaña a Moira y Claire mientras avanzan entre lo que podría haber sido una prisión tiempo atrás. Vemos algunas puertas cerradas mediante sistema de seguridad, en las que el indicador de color rojo marca claramente que es imposible entrar. Otras lo tienen de color verde y su puerta está abierta. Claramente pensamos en que hay algo que ha salido de esas puertas abiertas. La música retumba en nuestra cabeza y nos hace pensar en el primer Resident Evil, con unos efectos sonoros que acentúan el progreso de nuestros pasos y sonidos de respiración y jadeos que se escuchan a medida que nos vamos acercando a determinadas zonas del decorado. Las cajas de madera, como de costumbre, se pueden romper, y es recomendable porque la munición escasea y normalmente dentro de ellas siempre nos encontramos algo.

Ruidos, golpes, gritos… hay algo que nos acecha y la cosa empieza a ponerse cada vez más inestable. Sabemos que hay algo cerca y tenemos constancia de que pronto tendremos que enfrentarnos con ello. La buena noticia es que Claire tiene una buena escopeta, así que eliminar a los afligidos con ella no resulta complicado. Si no queremos gastar su munición, cosa que recomendamos hacer, podemos basarnos en el cuchillo o en la pistola de mano, mucho más maniobrables a distancias cortas. ¡Un ruido! Dos puertas salen volando hacia adelante y de las habitaciones que tapaban aparecen dos enemigos, dos de estos afligidos a los que no queremos ver ni en pintura. La música se acelera, escuchamos violines y sonidos muy prácticos para llevarnos hacia la locura. Mientras tanto, acabamos con los afligidos, no sin antes darnos cuenta de que no son precisamente zombis, sino que tienen capacidad para moverse a gran velocidad y cuenta con agilidad para el combate, aunque poco autocontrol e inteligencia.

Seguimos explorando y llegamos a una puerta bloqueada con un sistema de engranajes en el que falta uno de ellos. Típico de Resident Evil, sabemos que el engranaje no estará fácil de conseguir. A nuestro alrededor hay varios pasillos y los efectos de sonido se encuentran encarnados con algo parecido a cuchillas. La música vuelve a subir el tono de terror y nos introduce de nuevo en la inquietud de encontrarnos, en cierta manera, un poco perdidos. Seguimos explorando y, efectivamente, hay dos sistemas rotativos de cuchillas que si nos acercamos a ello nos machacarán. La fortuna nos lleva a encontrar otro camino, una puerta que conseguimos abrir y que nos traslada a otro lugar donde nos esperan aún más afligidos. Mal tema para el jugador si estamos jugando con Moira, con quien habremos tenido ocasión de inspeccionar las estanterías con la linterna. Recordamos, como ya mencionamos, que apuntar a las estanterías y objetos del escenario con la linterna de Moira puede servir para descubrir objetos que estaban ocultos.

Todo lo que sea necesario para sobrevivir

La linterna también nos sirve para cegar a los afligidos. Como en Resident Evil Revelations 2 es importante guardar munición, podemos beneficiarnos de esta acción para acabar con los oponentes de forma limpia. Lo primero que hacemos es cegarlos con Moira, luego cambiamos al control de personaje con Claire y, mientras están cegados, les damos un golpe cuerpo a cuerpo para machacarlos. Si es necesario, luego les podemos pegar un disparo en la cabeza con la 9 milímetros. O dos disparos, o tres, cuatro… los que sean necesarios.

Seguimos avanzando a través de pasillos y puertas, recogemos alguna hierba verde y también eliminamos a más enemigos. El proceso ya es familiar y nos acostumbramos a él y a su camino lúgubre donde nunca sabemos si no hay nada acechándonos en la siguiente esquina. Llegamos a una sala donde vemos una particular tortura y seguimos avanzando. Poco después llega uno de los escasos momentos en los que hemos visto que el juego nos obligue a jugar con una u otra de las protagonistas. En este caso nos tenemos que poner al mando de Moira, porque Claire la ayuda a subir a un lugar elevado y seguimos con ella para ver si podemos echar luego una mano a nuestra aliada. Moira, como no tiene armas, debe correr y ser silenciosa. Esquivar a los enemigos es lo mejor que puede hacer en este caso. Con ella resolvemos un puzle y desactivamos todas las puertas del complejo, un pequeño error.

Volvemos al control de Claire en un camino absolutamente loco hacia la supervivencia, porque el escenario se llena de afligidos y no tenemos, ni mucho menos, munición para acabar con todos. Y si somos listos, deberíamos saber que no es bueno quedarse sin munición. Nos guardamos las balas que podemos, sobre todo las de la escopeta, que siempre supimos que valdrían para algo. Recogemos el engranaje, lo ponemos y abrimos. Mala noticia para las chicas: un enemigo de gran tamaño armado con un hacha sale a nuestro paso. Es el jefe de la zona y lo que determinará el final de esta nueva demo que hemos podido probar. El es quien nos lleva a sangrar, estado en el cual el personaje no podrá correr y que nos irá debilitando de forma constante salvo que nuestro compañero nos aplique un torniquete. Por suerte, las balas de la escopeta hacen el resto con el enemigo y conseguimos escapar de allí. La experiencia acaba resultando intensa.

Todo esto y mucho más

Así acabamos esta prueba de Resident Evil Revelations 2, con los nervios a flor de piel, de forma frenética, sabiendo que lo que nos proporciona Capcom en esta nueva propuesta es un juego que de verdad sabe trasladar la esencia del terror de los primeros Resident Evil. Las vibraciones que nos proporciona el juego son buenas, tenemos claro cuál es el estilo que quiere adoptar Capcom y nos complace. Otra cosa es saber cómo funcionará la filosofía de distribución en episodios, aunque sabemos que muchos jugadores se esperarán a que llegue a las tiendas la versión completa para jugarlos todos del tirón.

Si os habéis quedado con ganas de experimentar el juego por vosotros mismos, lo mejor que podemos hacer es recordaros que se lanzará a inicios del próximo año 2015. Estará disponible tanto en ordenadores PC, como en las consolas Xbox 360, PlayStation 3, Xbox One y PlayStation 4. Como os ya hemos dicho, primero en descarga a través de episodios y luego recopilado en edición física.