Inicio > Avances > Splatoon – Primeras Impresiones

Splatoon – Primeras Impresiones

Hace unos días estuvimos probando las novedades de Nintendo del E3 2014 y el primer juego al que le hincamos el diente fue Splatoon. Este título, que fue presentado por sorpresa en la feria, se está convirtiendo a medida que pasan las semanas en uno de los proyectos más interesantes de la compañía japonesa. Comenzó como lo que parecía ser un shooter multijugador y está cada vez recibiendo más características a fin de tener una mayor relevancia. Ya está confirmado, por ejemplo, que tendrá modo campaña, lo que aumentará mucho sus posibilidades.

Por nuestra parte, hemos tenido la oportunidad de probar el multijugador en varias partidas de ocho jugadores con dos equipos de cuatro usuarios disparándonos y pintándolo todo de su color de pintura. Nintendo nos lleva a la guerra de una forma bastante particular y sin la violencia que caracteriza a los shooters, para que toda la familia pueda disfrutar de este tipo de juego.

¡Aprendamos a luchar!

Lo primero que hicimos en Splatoon fue aprender a luchar. Y es mucho más fácil de lo que nos pueda parecer leyendo este texto. Nos movemos con el stick izquierdo y usamos el derecho para girar la cámara, mientras que el punto de mira se maneja moviendo el Wii U GamePad. No, no es cansado, y sí, sí es preciso. Una vez empezamos a jugar y realizamos los primeros disparos, nos olvidamos de que estamos moviendo el Wii U GamePad, dado que nos sumergimos absolutamente en la experiencia y el mando se convierte en una buena herramienta. Funciona sin problemas. Aprendemos a disparar pintura para llenar el suelo de ella y también a convertirnos en calamar, lo que nos permite sumergirnos en la pintura que hayamos dejado en el suelo para cargar la capacidad de pintura del arma.

Convertidos en calamar también podemos deslizarnos por las paredes y dar saltos. A esto hay que sumar que tenemos la oportunidad de lanzar bombas explosivas de pintura. El gasto de la pintura que tenemos en la recámara es muy grande, prácticamente nos quedamos sin pintura por lanzar la bomba, pero si cogemos desprevenidos a algunos rivales los efectos pueden ser devastadores. Así mismo, contamos con la oportunidad de llenar una barra de energía para después activar el uso del cañón. Este tiene un tiempo limitado de uso, pero durante el mismo contamos con la oportunidad de disparar con una potencia que llenará el suelo de pintura con gran velocidad (y no os contamos lo que les hace a nuestros rivales porque queda bastante claro sin hacerlo).

También podemos saltar, siendo bastante necesario a la vista de los distintos niveles con los que cuentan los escenarios de Splatoon que, no obstante, no creemos que nunca vayan a ser demasiado grandes debido a que entonces se perdería la diversión de los combates que se proponen.

Pinta, pinta, pinta sin parar

El objetivo en Splatoon es pintar, no matar a los enemigos. Aprendamos esa base porque de otra manera nuestro equipo lo tendrá bastante crudo. No vamos a darle la espalda a un enemigo si nos lo cruzamos en un pasillo, porque tampoco hay que dejar que ellos pinten, pero lo fundamental es pintar. Si miramos el mapa veremos claramente que el suelo del terreno se encuentran coloreado por la pintura de los equipos implicados en la refriega. Cuanto más color de nuestro equipo veamos más posibilidades tendremos de hacernos con la victoria. Por lo tanto es bueno que intentemos satisfacer esta necesidad y que busquemos zonas que pintar antes que invertir el tiempo dando caza a nuestros enemigos. Aunque quién sabe, quizá a un equipo le va bien tener un Rambo a su lado que pueda interceptar a todos sus oponentes para que ellos no sean quienes pinten el suelo. Además, conviene recordar que al matar a un enemigo producimos una explosión de pintura que también nos beneficia.

En las batallas también llegamos a apreciar otras características a tener en cuenta. Por ejemplo, que el juego en equipo es muy importante. Cuando comienza el combate todos los miembros de un equipo salen de la misma posición dispuestos a comerse el mundo, disparando pintura a diestro y siniestro. Luego nos separamos y llega el momento de dividirnos para cubrir el mayor terreno de suelo posible que tengamos la oportunidad de pintar. Pero esto también nos arriesga a que el enemigo acabe con nosotros. De ocurrir esto haremos respawn en la base o podremos elegir distintas zonas del mapa para aparecer en ellas y así ahorrarnos todo el camino desde el principio de la pantalla.

Esto es solo el principio

Al acabar cada combate se contabiliza el apoyo que ha realizado cada usuario y se ofrece un top entre todos los jugadores que han tomado parte en la batalla. Esto es lo que hemos podido probar y que, sin duda, nos ha dejado con ganas de seguir jugando. Es, por otro lado, una versión previa de un título al que todavía le queda mucho desarrollo por delante, dado que no se lanzará hasta el próximo año 2015.

Sus desarrolladores nos tienen preparadas muchas características que aún no hemos podido ver. Por ejemplo, sabemos que durante los combates podremos desbloquear super-armas más allá del cañón, con las que cubrir una mayor cantidad de territorio con nuestra pintura. Los combates online cuatro contra cuatro se convertirán en la tendencia, pero también se ha asegurado que habrá modo local y que incluso participaremos en un modo campaña. Esto último, después de ver a los simpáticos y adorables personajes en movimiento, nos parece una decisión estupenda. En definitiva, Splatoon promete ser un juego muy importante en el catálogo de Wii U.