Inicio > Avances > Yoshi’s Woolly World – Primeras Impresiones

Yoshi’s Woolly World – Primeras Impresiones

Nintendo sabe cómo sacarse las castañas del fuego con tanta sencillez y naturalidad que llega a sorprendernos en algunas ocasiones. Ellos nunca han parado de hacer juego de plataformas en 2D tradicionales, porque siempre han creído mucho en este tipo de producciones. No obstante, sí han visto cómo el mercado demandaba otros estilos. En los últimos años los juegos de plataformas 2D mejor valorados por la crítica eran aquellos que hacían uso de técnicas artísticas, de colores pastel, de estilos que hicieran parecer que estábamos ante cuadros. Han sido juegos que se han llevado el aplauso de la crítica y la crítica luego ha empujado al público hacia la compra de los títulos. En el caso de Nintendo saben que nadie tiene que empujar al público, porque lo tienen en el bolsillo desde que los usuarios tenían 5 añitos, pero sí que quieren mejorar su imagen cara la crítica. Por ello tiempo atrás vimos en Wii juegos como Kirby’s Epic Yarn. Se partía de un aspecto jugable clásico, pero se introducía un novedoso estilo gráfico que permitía envolvernos de una estética muy artística. No había duda, el juego sería un éxito de crítica y también entre el público.

Ahora Nintendo parte de una estética no exactamente igual, pero similar, para la nueva aventura de Yoshi en solitario en la consola de sobremesa Wii U: Yoshi’s Woolly World. Este nuevo juego cuenta con desarrollo de Good-Feel y se espera que su lanzamiento se produzca a inicios del próximo año 2015, por lo que todavía tenemos ante nosotros lo que se puede considerar una larga espera. La similitud con el juego de Kirby que hemos mencionado antes no es ninguna casualidad, dado que Good-Feel también fue la desarrolladora encargada en 2010 de aquel juego.

Hilo y tela por todas partes

En Yoshi’s Woolly World partimos del concepto plataformero que ha acompañado al dinosaurio en su franquicia de plataformas y lo aderezamos con una enorme carga de hilo y tela por todas partes. Los usuarios se encuentran con que todo a su alrededor está formado por estos dos elementos. Esto significa muchas cosas, como la oportunidad de interactuar con ello de nuevas maneras. Si ahora vemos un hilo suelto por medio del decorado, será porque está ahí dándonos la idea de que lo estiremos para ver qué ocurre cuando lo hagamos. No es que se deje mucho a la imaginación, y esto hace que Yoshi’s Woolly World esté lleno de sorpresas que iremos descubriendo a medida que avanzamos, tanto acompañados como en solitario.

Quien haya disfrutado antes de Yoshi’s Island en sus distintas encarnaciones apreciará cambios, pero estará totalmente familiarizado con el estilo de la jugabilidad. Es un título muy clásico de ir avanzando en dos dimensiones mientras hacemos uso de las habilidades de Yoshi, que no son precisamente pocas. El dinosaurio tiene una lengua que se lo traga todo (Kirby también comía lo suyo, aunque de una forma un poco diferente). Cuando se come cosas o enemigos las puede transformar en “huevos” de hilo o también soltarlos en el momento oportuno para atacar o interactuar con el escenario. Si queremos, también nos podemos comer a nuestro compañero. Esto puede parecer algo molesto, pero tiene mucha utilidad y tuvimos la ocasión de comprobarlo mientras probábamos el juego con un desconocido compañero de la prensa.

Pongamos que uno de los dos Yoshis ha pasado un obstáculo, como un gran salto, y que está esperando al otro en el otro lado. Pongamos que el otro no consigue pasar, porque no llega y se cae. En ese caso, el Yoshi que ya ha pasado puede intentar, desde el otro lado, estirar la lengua, comerse a su compañero, y soltarlo en el otro lado una vez ya ha pasado la distancia del salto. Las aplicaciones del sistema son numerosas si nos planteamos las mejores maneras de colaborar.

Aunque el juego tiene un remarcado estilo freeplay en el sentido de que no hay nada escrito salvo la importancia de avanzar hacia el final de los niveles. Se da cierto espíritu a lo New Super Mario Bros. donde nos podemos molestar entre los dos jugadores, y la experiencia va a cambiar mucho dependiendo de lo que decidamos hacer mientras jugamos. Si cooperamos para avanzar y somos jugadores respetuosos progresaremos con rapidez, pero también podremos jugar molestándonos y robándonos los hilos si preferimos otro tipo de jugabilidad. Esto ya quedará a libre elección de los jugadores. En nuestra prueba, comprobamos que era mucho más divertido avanzar en cooperación, sin ningún tipo de dudas.

Los hilos de nuestros amores

Volvamos al tema de los hilos. Ahora Yoshi no saca huevos clásicos, sino que cuando se come cosas produce huevos de hilos que luego podemos lanzar a nuestros oponentes o a cualquier lugar de la pantalla. El sistema de lanzamiento es el clásico, con el ángulo que siempre utiliza el dinosaurio para el lanzamiento, por lo que no hay ninguna dificultad. El dinosaurio también puede hacer el salto con flote que tanto le representa, así como utilizar distintos power-ups que encontremos por el decorado.

Llevar huevos de hilo será siempre fundamental, y en una alta cantidad, pero lo conseguiremos gracias a cestas llenas que encontraremos de vez en cuando y luego a los huevos que obtengamos por nosotros mismos. Como siempre en los juegos de Yoshi, en Yoshi’s Woolly World los escenarios tienen distintas alturas y están llenos de elementos de interacción. Hay grandes objetos que podemos empujar, tuberías en las que meternos y caminos ocultos con objetos especiales. En el camino no faltarán elementos que nos ayudarán a avanzar, como nubes que se crearán en el aire o grandes flores por las que escalar dando saltos.

Variedad y diversión

Darle un estilo diferente a los juegos del dinosaurio con esta entrega titulada Yoshi’s Woolly World nos parece una muy buena manera de mantener fresco al personaje. El juego ofrece justamente la diversión que esperábamos de él e imaginamos que tendrá la profundidad y duración a la cual ya nos tienen acostumbrados los juegos de Nintendo. Por otro lado, se ha confirmado que el juego será compatible con las figuras amiibo de Nintendo, por lo que esperamos novedades jugables en este sentido para aportarle otro toque curioso al sistema y desarrollo de la partida.