Inicio > Destacado > El inesperado cierre de Tokimeki Idol

El inesperado cierre de Tokimeki Idol

Esta noticia tendríamos que haberla publicado ayer, que fue cuando Konami tuvo la genial idea de anunciarla en redes sociales (decorándola mucho para que nos quedásemos tranquilos), pero el shock fue superior a nuestra capacidad para informar de ello. Otakus… ¡Tokimeki Idol ha muerto! (de nuevo, sin anestesia y a lo bestia).

Konami ha anunciado que el día 19 de enero finalizará el servicio del juego, un spin-off de Tokimeki Memorial protagonizado por idols, que se lanzó en el mes de marzo. La compañía cita “varias circunstancias”, pero estando dentro de la comunidad del juego como estamos, os podemos decir que esto suena muy, muy raro. Rarísimo en realidad. ¿Por qué? Pues porque hace un par de meses (así a grandes rasgos) era cuando comenzaba la campaña fuerte del juego, cuando empezaron los eventos y la venta de merchandising.

Os ponemos un poco en situación. Tokimeki Idol sigue la senda de franquicias como Love Live! o The Idolm@ster en cuanto a filosofía comercial. Se lanza un juego, triunfa, los fans se aglutinan en las redes sociales y la compañía fabricante les comienza a “sangrar”. Dicho así puede sonar mal, pero es una relación de mutuo beneficio entre las dos partes. Los fans disfrutan de su afición, siguen con pasión a las chicas que ponen voz y cantan (representadas en el juego con personajes animados) y viven la vida al puro estilo otaku. Por su lado, la empresa hace caja e inyecta un buen montón de yenes que luego invertirán en la búsqueda del siguiente Kojima. Todo bien, es una forma de negocio muy normal en Japón.

Tokimeki Idol comenzó con pausa. Los primeros meses tiraron del carro los otakus que venían de jugar a Tokimeki Memorial en su origen, de intentar ligarse a Shiori sin éxito y de dejarse el dinero en merchandising ilimitado. Después se fueron uniendo los amantes de este tipo de productos que buscaban algo nuevo. Y surgió el amor: la comunidad había crecido. Los eventos in-game tenían cada vez mayor nivel de participación y Konami pensó, “vamos a por los fans de nuestra empresa”. Así es como empezaron a introducir canciones en Tokimeki Idol de juegos clásicos de Konami, como Castlevania, Gradius, Goemon y tantos otros títulos que fueron formando parte del juego. Con cada nueva canción también se añadían objetos inspirados en ellos que permitían personalizar a los personajes. Y así se sumó otro pilar a la comunidad: gente del retro, de BEMANI, de otros tiempos.

La situación está que arde y Konami comienza con los encuentros de fans y actuaciones en vivo de las idols. Se venden entradas y se agotan en cuestión de minutos. En los eventos se envían grandes coronas de flores a las idols (algo muy habitual en Japón) y la gente disfruta. Aparecen las cosplayers, a montones, y se nota que la cosa marcha. Konami sigue el modelo utilizado por otras empresas y comienza a producir merchandising. En poco tiempo vemos en las máquinas de grúa de Japón los peluches de Tokimeki Idol y los llaveros en las tiendas. Los CDs con los singles triunfan e incluso entran en las listas de ventas del Oricon, así que significa que se están vendiendo mucho. Todo apunta a que el revival de Tokimeki está garantizadísimo.

Un día Konami anuncia mantenimiento y los usuarios esperan, descargan la actualización, y se encuentran con el mensaje de que el juego cierra en enero. Entre las últimas publicaciones anteriores de Konami está la noticia de la venta de nuevos productos de merchandising. Por existir ya están vendiéndose hasta doujinshis. La comunidad se queda en shock. ¿Qué ha pasado? Algo huele raro.

Konami asegura que con la muerte de Tokimeki Idol se lanzará Tokimeki Idol ver.2, que es el mismo juego pero solo en modo offline y con muchas características eliminadas. Este no se actualizará más allá de un par de trajes y cosas nuevas, pero permitirá seguir jugando las historias y las canciones. Es el premio de consolación, la forma de que Konami no diga a la gente que se ha gastado miles de yenes, que todo lo va a perder sin haber podido jugar ni un año.

Así que… ¿qué ha pasado Konami? ¿y por qué también nos huele raro que el primer Tokimeki Memorial de PSOne, que es uno de los grandes súper ventas de la consola en Japón, no esté en PlayStation Classic? ¿por qué todo parece tan sospechoso en este tema?