Inicio > Destacado > E3 2015: Doom

E3 2015: Doom

Tanto de la conferencia de Bethesda en particular como del E3 en general, Doom ha sido uno de los protagonistas o de los nombres propios que más huella ha dejado en el público de la feria, ya fuesen espectadores físicos en las gradas como los que presenciaban el desfile de títulos en riguroso directo parapetados tras las pantallas de sus ordenadores.

Una auténtica experiencia Doom

Al Doom original se le considera uno de los padres del género FPS (First Person Shooter para los despistados), y cada nueva entrega es recibida por los jugones con un hype desmesurado. No es de extrañar, entonces, los gritos y aplausos que provocó su puesta en escena durante la proyección de la secuencia de gameplay que nos ofreció Bethesda. Intensos minutos de desmembramientos motosierra en mano, disparos a bocajarro con la escopeta de dos cañones y todo un abanico de bizarras barbaridades para acabar con los demonios y criaturas del Infierno que le salían al paso a nuestro protagonista.

Mención especial para las ejecuciones que se pueden llevar a cabo, que en todo momento parece que va a conseguir que los borbotones de sangre atraviesen nuestras pantallas para salpicarnos la cara. Para poder realizarlas, tras ablandar un poco a nuestros enemigos a base de jarabe de plomo, tendremos que acercarnos a ellos y atajarlos por la parte de su cuerpo que parpadea (brazos, piernas, torso o cabeza). Dependiendo de la parte del cuerpo que agarremos se llevará a cabo una ejecución u otra.

Tecnología y demonios

La acción se desarrollaba en un entrono tecnológico pero también demoníaco. Suponemos que corresponde a la parte final del juego, cuando ya nos vayamos acercando al corazón del mismísimo Infierno. Demuestra así el estudio que intentarán mantenerse fieles a los orígenes de la franquicia en lo argumental. No solo es una muestra de ello el entorno, sino además las armas que nos iremos agenciando, los enemigos con los que nos tendremos que ver las caras, los escenarios que tendremos que recorrer, los chorros de sangre que haremos brotar y la propia fórmula de juego, sino que en lugar de numerar el título como Doom 4, han optado por denominarlo como Doom, a secas, simple y llanamente. Desconocemos aún las connotaciones de esta acción, ya que puede que se trate de un reboot de la franquicia o que se plantee como un remake del original.

Obviamente, como es habitual en este tipo de juegos, dispondremos del modo historia convencional además del multijugador con numerosos modos de juego, siempre con la marcada premisa de devolver a la cumbre el modo arena, aniquilación y con toques verticales característicos de una época que parecía haberse quedado en el olvido. Los nombres concretos de esos modos de juego también están aún por confirmar.

Los chicos de id Software siempre destacaron por ello y parece que su planteamiento es continuar compitiendo en los primeros puestos para alzarse como uno de los campeones de los juegos multiplayer competitivos. Dentro de este mismo terreno, el juego ofrecerá un editor de niveles llamado Doom SnapMap, con el que podrás retar a tus amigos a que superen tus propios y maquiavélicos desafíos. Tus creaciones no solo podrás compartirlas con tus amigos sino que los puedes poner a la disposición de toda la comunidad de jugadores.

En cuanto a la campaña, una vez visto el gameplay que nos presentaron en el E3, queda más que claro que no van a intentar sorprender en cuanto al desarrollo del hilo argumental, ya que se ha confirmado que van a tirar del clásico incidente en una estación espacial de prospección minera establecida en el planeta Marte. Dicho incidente abrirá las puertas del Averno, por la que se colarán los centenares de demonios que debemos masacrar mientras nos abrimos paso desde el punto A al punto B del mapeado.

El gore no faltará

Doom luce a buen nivel, tanto en el apartado sonoro como en el visual. Solo se le puede achacar alguna puntual bajada de framerate, pero esto es algo lógico y permisible si tenemos en cuenta que está en plena fase de desarrollo. Eso sí, el final de la secuencia que presenciamos dejó a propios y extraños con la boca abierta, ya que nadie esperaba que tras el derroche de poder y el rastro de cadáveres que deja a su paso, a nuestro protagonista le iba a acabar matando un demonio cadavérico desmembrándolo trozo a trozo, tripa a tripa. No cabe duda que el gore será una de sus características distintivas y puede que la muerte del personaje sirva para queveamos nuevos y originales escenarios o para tener la excusa perfecta de otorgarle nuevos poderes o habilidades.

El juego se está desarrollando para PS4, Xbox One y PC, dejando fuera a las consolas de la anterior generación y a Wii U. El lanzamiento está previsto para la primavera de 2016.