Inicio > Ferias > E3 > E3 2018: Analizamos la conferencia de Sony y PlayStation 4

E3 2018: Analizamos la conferencia de Sony y PlayStation 4

El E3 es el momento perfecto para ilusionarnos y alucinar con las novedades que las compañías nos tienen preparadas para el futuro próximo, y no tan próximo. Este E3 prometía mucho y, desde luego, ha dado lo que se esperaba de él hasta cierto punto. Arrancó con una conferencia de EA algo floja, escatimando detalles sobre el Star Wars de Respawn, y continuó con una maravillosa conferencia de Microsoft que nos recordó por qué seguimos este evento. Bethesda se arriesgó con los anuncios a largo plazo, como ese The Elder Scrolls VI, que sabe Dios cuando lo jugaremos; mientras que Square Enix hizo todo lo contrario enseñando cosas para el corto plazo y alguna nueva ip de la que no sabíamos nada. Tras Ubisoft y su estrambótica puesta en escena y cinemáticas por doquier, llegó el turno de Sony, la conferencia que nos ocupa.

Comenzamos con The Last of Us

En 2017 Sony no arriesgó absolutamente nada y decepcionó mostrando títulos que ya conocíamos. Actualmente, con algunos de sus buques insignia ya en el mercado como God of War o Detroit: Become Human, esperábamos que, además de para mostrar gameplay de juegos ya anunciados, habría tiempo para las sorpresas. Y, aunque las hubo, fueron algo escasas. Pero vayamos por partes y con calma, pues así empezó la conferencia, con mucha calma mientras Santaolalla tocaba con un banjo el tema principal de The Last of Us, algo que auguraba que Sony empezaba con uno de sus pesos pesados, The Last of Us: Part II.

Y así fue. Lo primero que vimos fue a Ellie en una fiesta intimando con otra chica, algo que no os sorprenderá si pudisteis jugar al DLC de The Last of Us. Tras fundirse en un tierno beso ambas muchachas; y un fundido en negro, se nos muestra a una Ellie combativa y peligrosa, moviéndose cual Lara Croft en la jungla de Shadow of the Tomb Raider, con su arco y su puñal entre los enemigos, mostrando sus dotes de sigilo y su agresividad en un torno hostil. Cuando la ven no duda en hacer frente a los que la atacan, realizando ejecuciones y combatiendo con las armas que les quita en plena ejecución, como un martillo. Y aunque Ellie puede huir para volver a esconderse debajo de un coche, por ejemplo, los enemigos no se lo pondrán fácil, pues seguirán destacando por una IA tan espectacular como la que tuvieron en la primera entrega, mirando incluso debajo del coche para encontrar a su víctima, que no se dejará coger tan fácilmente y acabará con ellos sin dudarlo usando armas de fuego.

Tras el extenso gameplay de The Last of Us Part II y anunciar que Black Ops III estaba gratis desde ese mismo momento para los usuarios de PlayStation Plus, mostraron una breve cinemática de la nueva expansión de Destiny 2, Los Renegados, que llegará el 4 de septiembre.

Ghost of Tsushima, Control y el retorno de Resident Evil 2

Otro gameplay largo aguardaba su momento, el de Ghost of Tsushima, el juego de Sucker Punch que nos lleva al Japón feudal -tan de moda en la actualidad-, para hacer frente a una invasión mongola con una calidad visual apabullante. En él podremos recorrer el enorme mapa a caballo contemplando los bellos parajes de la isla de Tsushima y enfrentarnos a samuráis en combates en los que prima la agilidad y la espectacularidad, pero en los que también será importante mantener cierta distancia y cubrirse.

Tampoco falta la escalada, con gancho incluido; el sigilo, con ejecuciones aéreas; y los duelos de katana.

Una vez terminado el gameplay de Ghost of Tsushima pudimos ver la nueva ip de Remedy, que esta vez no trabaja en exclusiva con Microsoft, como con sus últimos trabajos (Alan Wake, Quantum Break), sino que nos ofrece un juego multiplataforma llamado Control, que llegará en 2019, siendo el único anuncio grande hasta el momento que nos dejó un año de lanzamiento como previsión, pues ni The Last of Us: Part II ni Ghost of Tsushima dieron una pista sobre la fecha de lanzamiento. En Control manejaremos a una mujer con poderes sobrenaturales en una realidad que se deforma con facilidad y en la que tendremos que enfrentarnos a nuestros enemigos utilizando esos poderes y armas de fuego. La estética y las mecánicas de juego recuerdan poderosamente al anterior juego de la compañía, Quantum Break.

Llegó el momento de uno de los títulos más esperados desde que se anunciase de aquella manera en verano de 2015: Resident Evil 2 Remake. Si Microsoft tuvo una de las estrellas de Capcom en su conferencia, Devil May Cry 5, Sony deslumbró con el remake de la segunda entrega de la saga de zombis de Mikami, en el que volvemos a Raccoon City para rememorar los acontecimientos acaecidos en 1998 tras haber llevado las ratas el T-Virus a las calles del famoso pueblo.

Y desde la perspectiva de una rata es precisamente como empieza el tráiler, en el que podemos observar detalles muy chulos como la primera PlayStation conectada a una tele de tubo y un DualShock sobre la mesa. Después lo que contemplamos es menos bonito; un zombi devorando a un pobre hombre antes de que sea aniquilado de un disparo en la cabeza por Leon S. Kennedy, con un aspecto algo diferente al del juego original, pero manteniendo su esencia, mostrando lo joven que era por aquellos años. También estrenan nuevos diseños Claire Redfield, Sherry Birkin y, por lo poco que se le ha podido ver, Ada Wong, cambiando todos incluso de indumentaria, siendo Leon el que más elementos clásicos conserva con ese uniforme del R.P.D. A la cita no faltarán los zombis, los lickers, la famosa comisaría de policía y el terror puro que tanto demandaban los fans antes de la llegada de Resident Evil 7 y que imperaba en los primeros juegos de la saga. Y todo en tercera persona, manteniendo una perspectiva similar a la que tuvieron los juegos principales desde Resident Evil 4 hasta Resident Evil 6, además de con un apartado gráfico espectacular, pues se ha utilizando el RE Engine, el mismo motor gráfico que utilizó Resident Evil 7 y utilizará Devil May Cry 5. Lo mejor es que no está tan lejos, pues se pondrá a la venta el 25 de enero de 2019.

Más Kingdom Hearts y más Kojima

Si el tráiler extendido de la conferencia de Square Enix nos había dejado fríos –y nunca mejor dicho-, en la conferencia de Sony tendríamos un espectacular tráiler que confirmó un nuevo mundo para la tercera entrega, el séptimo hasta ahora. Mientras en la conferencia de Microsoft era el rumoreado mundo de Frozen el que se confirmaba, en la de Sony fue el de Piratas del Caribe; un mundo basado, concretamente, en la tercera película de la saga.

En él participaremos en espectaculares batallas navales en las que cambiará la interfaz habitual del juego para mostrarnos elementos como la velocidad de nuestro barco o la barra de vida de los barcos enemigos. En medio de estas batallas podemos abordar barcos, sin olvidar la posibilidad de recorrer tierra firme e incluso bucear. En este mundo nos acompañará Jack Sparrow, pero no faltarán otros conocidos personajes de la saga como Will Turner, Elizabeth Swann, Barbossa o Calypso; y, ajenos a Piratas del Caribe, al fin hemos podido ver a Kairi y a un nuevo miembro de la organización XIII, Luxord.
Recordemos que Kingdom Hearts llegará el 29 de enero de 2019 a occidente.

Luego le llegó el turno a uno de los videojuegos más misteriosos y raros de los últimos años, la nueva obra de Hideo Kojima, Death Stranding, que tras tres tráilers cinemáticos desde 2016 era el momento de que enseñara gameplay. Y así lo hizo. ¿Resolvió dudas? No. Pero no faltaron ni el bebé, ni los sombríos entes, ni nuevas estrellas de cine luciéndose en pantalla. Ellas son Léa Seydoux y Lindsay Wagner que compartieron escenas con Norman Reedus, que interpreta a Sam, el protagonista del juego con el que llevaremos una carga importante mientras recorremos paisajes tan maravilosos como tétricos y sombríos.

Pero no todo serán paseos contemplando paisajes y realizando escaladas, pues también habrá momentos en los que impera el sigilo, teniendo que evitar a los entes oscuros que nos buscan. Pero, más allá de esto, no se han enseñado más mecánicas de juego que nos den pista sobre cómo será exactamente la nueva obra de Kojima. Aunque podemos imaginar que también haya algo de acción, pues en una parte del tráiler Sam saca lo que parece un arma de fuego. Kojima ¿lo ha vuelto a hacer?

Cerrando con Spider-Man

Aunque en menor medida, en la conferencia de Sony también hubo sitio para las sorpresas, concretamente para el anuncio de Nioh 2 con un teaser que apenas mostró nada.

Pero todavía faltaba un último gameplay apabullante de un juego que ya está muy cerca, Spider-Man, al que no vimos deslizándose, como siempre, en los rascacielos de Nueva York, sino en una prisión de alta seguridad situada en una isla de la que han escapado algunos de los villanos más peligrosos que ha tenido el trepamuros en sus 57 años de historia.

Mientras Spider-Man nos quita el aliento con su agilidad, velocidad y fuerza en unos combates muy dinámicos y frenéticos que recuerdan sobremanera a los Batman Arkham, los villanos comienzan a desfilar uno a uno por la pantalla intercalando gameplay y escenas tan guionizadas como espectaculares, siendo el primero en dejarse ver Electro para ser sucedido por Rhino, Escorpión, el Buitre y, finalmente, por el ya conocido Mr. Negativo, que se desveló ya hace dos años como villano. No hizo falta un sexto para formar a Los Seis Siniestros que vencieran al bueno de Spidey, pues los cinco uniendo fuerzas le derrotan. Antes de que le den el golpe de gracia, el hombre araña se sorprende al ver a alguien que el espectador no ve, justo cuando el tráiler finaliza. Recordemos que Spider-Man llegará a PS4 el 7 de septiembre de 2018.

Una conferencia buena, pero mejorable

Con esta ristra de títulos y unos gameplays tan impresionantes podemos afirmar que Sony ha tenido una buena conferencia, pero no estuvo tan bien enfocada como la de Microsoft. Primero por el ritmo, que al principio se resintió un poco con 40 minutos de conferencia sólo para dos gameplays; y segundo por que no estaban todos los juegos que esperábamos, algunos ya anunciados hace un tiempo como Final Fantasy VII Remake o el remake de Medievil. También se ausentó el remake que está desarrollando Bluepoint Games, por no hablar de títulos para PlayStation VR, que han dejado de lado en comparación con las conferencias de los dos años anteriores.

Otra cosa que esperábamos era algo nuevo sobre sus servicios para competir con el buen hacer de Micrososft con Xbox One en este apartado. Esto es, algo sobre retrocompatibilidad y/o una especie de Game Pass. No eran ideas demasiado locas, pues estaba dentro de lo lógico y esperable de la compañía nipona. Sea como sea, desde septiembre hasta febrero de 2019 tenemos una lista enorme de títulos tanto exclusivos de PS4 como multiplataforma con una calidad excelsa que disfrutaremos casi tanto como Kojima haciéndose fotos con Mads Mikkelsen.