Inicio > Noticias > Dragon Ball sigue siendo un gran éxito en los videoclubs japoneses

Dragon Ball sigue siendo un gran éxito en los videoclubs japoneses

Colección del manga de Dragon Ball en un videoclub japonés

Seguro que lo que primero estáis pensando al leer el titular es… «¿¡Videoclubs!, en serio?». Y lo cierto es que sí, los japoneses son tan misteriosos como inexplicables en muchos aspectos y uno de ellos es lo analógicos que son en su día a día por mucho que tecnológicamente el país sea un productor a la vanguardia del sector. Los ciudadanos japoneses siguen usando el fax de una manera endiablada, sellando documentos de forma presencial y alquilando películas en los videoclubs. Y entre los DVDs y mangas más alquilados (sí, también alquilan manga), Dragon Ball es uno de los títulos más solicitados.

No debería sorprenderle a nadie a la vista de la relevancia que tiene la obra de Akira Toriyama. Conocer el manga o el anime no es algo que ocurra por casualidad, dado que se trata de una historia multigeneracional que se conoce porque sí, porque es popular y porque todos los japoneses saben de qué va eso del Kame Hame Ha. Elevemos a Goku al nivel de Hello Kitty en cuanto a fama y no estaremos muy desencaminados de la realidad.

DVDs de Dragon Ball en videoclub GEO

Hace unos días paseándonos por uno de los muchos videoclubs GEO, que también son tienda de videojuegos (el alquiler de videojuegos está prohibido por cierto), nos fijábamos en lo «sobados» que están los DVD y los mangas de Dragon Ball. El paso del tiempo hace mella en el color de sus cubiertas, pero también nos fijamos en los lomos y el interior (como bien se pudo, porque los tomos están cerrados), y vimos que claramente habían sido alquilados miles de veces. En las estanterías de mangas en alquiler hay pocas series a las que se les note el paso del tiempo de tal manera y lo mismo ocurre con los DVDs, teniendo la oportunidad de alquilar toda la serie, sus películas, Dragon Ball GT o Dragon Ball Super. Teniendo en cuenta que por cada DVD no van más que cinco episodios (con suerte), la realidad es que nos vamos a tener que gastar un dineral para alquilarlos todos. En cualquier caso, a los japoneses les ha dado por ello ahora aprovechando el tiempo libre por la cuarentena.

En Japón las plataformas de streaming, como Netflix o Hulu, no están tan extendidas como se podría imaginar. La idea choca a los nipones, que suelen ser reacios a los cambios. Y dado que el visionado de series o lectura de mangas por vías no legales es una práctica inexistente, la alternativa que les queda es el alquiler.

Blu-rays en videoclub de Japón