Inicio > Noticias > Las ventas de Final Fantasy VII Remake en el mercado japonés

Las ventas de Final Fantasy VII Remake en el mercado japonés

Hace unos días se publicaron los datos de ventas japonesas correspondientes al debut de Final Fantasy VII Remake y las impresiones sobre la forma en la que ha debutado el juego han quedado abiertas al debate. Se habla sobre un pequeño batacazo por parte de Square Enix, que no ha llegado ni siquiera al millón de unidades en el que debería ser a todas luces el juego de PlayStation 4 más esperado de todos los tiempos.

Las ventas han sido de poco más de 700 mil unidades y a primera vista desconciertan, pero os podemos decir, estando como estamos viviendo en Japón, que el problema no se trata de falta de demanda. Un día después de su lanzamiento ya había muchas tiendas en las que se encontraba agotado tal y como mencionamos en una noticia previa. La propia Amazon, que por precio es una referencia, colgó el indicador de que las próximas unidades no llegarían hasta el día 22 de abril solo unas horas después de que se produjera el lanzamiento. Y salvo en algunos comercios, como la tienda online de Square Enix o distintas grandes superficies tipo Fnac, el juego se encontraba agotado y se había convertido en carne de cañón del revendedor.

Porque debemos reconocer que en estos días se nos ha caído un poco el mito del Japón utópico y de fantasía en el que a veces, erróneamente, creemos que todo funciona de forma envidiable. Ese Japón con el que soñamos no es tan puro como imaginamos. Y lo que ocurre en España con la reventa de ediciones especiales o juegos, también ocurre aquí cuando se dan las circunstancias adecuadas. No pasa de forma común porque el público es distinto, pero hablemos de Final Fantasy VII Remake y de cómo los revendedores tienen una gran cantidad de unidades en sus casas esperando a que alguien pague por ellas 2000 o 3000 yens más del precio oficial (entre 18 y 26 euros de comisión).

El problema con las ventas iniciales de Final Fantasy VII Remake se encuentra en lo que seguramente hayáis imaginado: el coronavirus. Square Enix avisó recientemente de que habría problemas en el suministro del juego y ha sido algo que ha ocurrido, sobre todo en Japón. Que la nueva remesa de unidades no se espere hasta el 22 de abril (aunque Amazon ha actualizado y parece que van a recibir los juegos mañana día 19) es algo que deja en evidencia que las ventas se han visto afectadas por un factor externo. Ante este panorama nos consta que las ventas digitales del remake incluso en Japón han sido elevadas. Un dato sorprendente para la sociedad nipona que no está habituada a las descargas, pero que ante la importancia de quedarse en casa también ha visto en ello una buena opción para jugar y desconectar.

Volviendo a los datos de Amazon, que por supuesto son solo un pequeño indicador, apreciamos otro detalle. Porque hay que ser justos y decir que debido también al virus, el stock de Animal Crossing en Nintendo Switch también se encontraba agotado en Japón. Es decir, que si el juego de Nintendo hubiera estado a pleno rendimiento habría contado con unos resultados aún mejores en el top semanal (esta semana se «limitó» a algo menos de 300 mil unidades). En Amazon tenemos controlados el stock de ambos títulos, y mientras el nuevo cargamento de unidades de Animal Crossing no se ha agotado, dado que hay reposición para mañana mismo, el de Final Fantasy sí ha quedado totalmente agotado y ahora los interesados tendrán que esperar hasta el día 26.

Es imposible saber qué habría ocurrido con Final Fantasy VII Remake si se hubiera lanzado en un contexto de normalidad. Monster Hunter: World vendió más de 1,200,000 unidades en su debut y Dragon Quest XI se quedó rozando el millón de copias. Nos da la sensación, por cómo se ha recibido el juego en Japón, todo lo que ha hecho Square Enix para promocionarlo y el cariño que le tienen los jugadores, que las ventas podrían haber estado más cerca de las de Monster Hunter que las de, por ejemplo, Kingdom Hearts III, que rozó los 700 mil ejemplares.