Inicio > Noticias > Nintendo Labo cambia las reglas del juego con una dosis de creatividad

Nintendo Labo cambia las reglas del juego con una dosis de creatividad

En las últimas horas se ha presentado la última genialidad de Nintendo: Nintendo Labo, una nueva forma de jugar en combinación con la consola Nintendo Switch y sus mandos. Los diseñadores de Nintendo han buscado con esta creación la oportunidad de combinar una esencia de juego tradicional e imaginativa con recursos tecnológicos que resultan más complicados de lo que pueda parecer a primera vista. Su enfoque es diferente y arriesgando, siendo un producto que claramente está enfocado a un público distinto al habitual.

Nintendo Labo se presentará a modo de distintos kits que incluirán una serie de planchas de cartón de construcción, herramientas de trabajo para montarlas y un juego en cada uno de ellos. Inicialmente se lanzarán dos primeros kits: el variado y el de robot. Estarán disponibles en Europa desde el día 27 de abril con la intención de ofrecer una forma distinta de expandir el uso de la consola Nintendo Switch tal y como en el pasado lo hicieron otros de los accesorios e ideas de la compañía japonesa.

La simplicidad aparente del producto se complica una vez se descubre lo que se esconde detrás de esas planchas de cartón que han despertado todo tipo de opiniones en las redes sociales. Las planchas están combinadas con sensores, con sistemas mecánicos y tecnológicos que ayudan a que la simplicidad de las mismas pueda conducir a que se formen nuevas experiencias de juego. Para ello es necesaria la combinación de los kits con los Joy-Con y con la propia consola. En el momento en el que los Joy-Con se modifican mediante las planchas, Nintendo pasa a denominarlos como Toy-Con. Y es así como se crean las construcciones del kit variado, entre ellas una moto, un piano o una caña de pescar, todo ello funcional por mucho que esté construido con cartón.

Es un producto dirigido a mentes creativas, que posiblemente debería tener un hueco en otro tipo de espacios comerciales, dado que esto le da a Nintendo la oportunidad de introducirse en tiendas educativas dirigidas a los más pequeños. No es la primera vez que la compañía japonesa actúa de esta manera y hasta ahora, salvo excepciones, ha podido constatar que estas aperturas de mercado hacia otros públicos le han dado buenos resultados. Al fin y al cabo, Nintendo siempre ha defendido la idea de que todo el mundo se pueda divertir con sus creaciones.

El kit variado permite la construcción de un total de cinco experiencias: antenauta (conducción de un coche teledirigido), caña (juego de pesca), casa (para interactuar con un personaje a modo de simulador que estará en la pantalla), moto (simulación con interactividad real) y piano (las 13 teclas reproducirán sonido real y permitirá usar distintos efectos). Por su lado, el kit de robot incluye una mochila y un visor en combinación con un juego en el cual los usuarios deberán combatir contra OVNIS e incluso destruir los edificios que encuentren a su paso.

Para dar a conocer Nintendo Labo entre su público objetivo la empresa ha creado Nintendo Labo Workshop, un evento en el cual todo tipo de personas podrán probar el producto en compañía de sus hijos.