Inicio > Destacado > Hearthstone Heroes of Warcraft La Maldición de Naxxramas – Arrabal Arácnido

Hearthstone Heroes of Warcraft La Maldición de Naxxramas – Arrabal Arácnido

La introducción del modo campaña en Hearthstone Heroes of Warcraft es una de las mejores noticias con las que se ha encontrado el público en tiempos recientes. Blizzard ha aumentado las posibilidades del título y se ha asegurado de tener a los usuarios muy atentos mediante la aventura La Maldición de Naxxramas, que se extenderá a lo largo de cinco actualizaciones. La primera llegó hace unos días de forma gratuita en su debut y hoy mismo se lanzará el segundo ala. El modo campaña quedará completado el día 19 de agosto con la disponibilidad de Guarida de la Vermis, que será el último de los alas creados para esta primera aventura monojugador.

Dado que hasta que hasta que La Maldición de Naxxramas esté completo no haremos su pertinente análisis, queremos al menos dedicarle unas líneas a esta primera ala para que podáis tener en cuenta qué ofrece Blizzard con estos contenidos.

El sello de World of Warcraft

Los jugadores habituales de World of Warcraft reconocerán que Blizzard ha encontrado la inspiración para esta aventura monojugador en una de las raids más famosas del juego online. Se representa su historia y las distintas alas de la instancia del MMORPG. A la hora de plasmarlo en Hearthstone Heroes of Warcraft esto se materializa con varios enfrentamientos contra jefes en los que vamos a tener la oportunidad de conseguir cartas especiales. En total la colección de La Maldición de Naxxramas tiene 30 cartas que se van a dividir en sus cinco actualizaciones. Si queremos añadir estas cartas a nuestro mazo tendremos que completar las alas luchando contra los jefes de la mejor forma posible. No son batallas imposibles, al menos las de Arrabal Arácnido, el primer ala, pero necesitaréis analizar bien a vuestros enemigos para derrotarles.

Cada ala está acompañada no solo por los enfrentamientos, en el caso de Arrabal Arácnido contra tres enemigos, sino que también se encuentra disponible el modo heroico. En este la dificultad aumenta de forma considerable para, ahora sí, convertirse en un auténtico reto. Si superamos esta versión de los mismos combates nos llevaremos un reverso de carta especial que mostrará al mundo lo eficientes que somos en la lucha contra la computadora. Y como tercer contenido, cada ala tiene desafíos de clase, en los que usaremos mazos seleccionados por Blizzard para hacer frente a batallas que también nos recompensarán. En el caso de Arrabal Arácnido, los dos desafíos que se han introducido son el del Druida y el del Pícaro, donde nos llevaremos las cartas Poison Seeds y Anub’ar Ambusher respectivamente. Piensa que, como requisito, para entrar en La Maldición de Naxxramas tendrás que haber desbloqueado a los 9 héroes en el modo de enfrentamientos de prueba 1 contra 1 con la computadora, lo que posiblemente ya hayas hecho desde tiempo atrás.

Arrabal Arácnido

Si eres un jugador efectivo y estás acostumbrado a amoldarte a la situación respecto a tu oponente, no tendrás excesivos problemas para derrotar a cada uno de los tres jefes de este primer ala. Es posible que tengas que repetir los combates una o dos veces, pero es muy factible derrotarles sin tener que irte a preparar un mazo personalizado para la ocasión. Si bien es una práctica común el alterar tu mazo dependiendo del rival, te animamos a que pruebes a usar tu mazo principal, aquel en el que más confías para derrotarles. Seguro que lo acabas consiguiendo, aunque hay que reconocer que la computadora no pone las cosas sencillas en cuanto a la aparición de algunas cartas que no son demasiado útiles.

El primer enfrentamiento es contra Anub’Rekhan, que confía en la invocación de arañas y que si te descuidas te acabará llenando el tablero de ellas. Es importante que intentes reducirle la vida con velocidad al tiempo que tienes controladas a sus arañas. Si tienes que sacrificar unos puntos de vida a costa de poder atacarle directamente, hazlo. En el caso de tener hechizos, úsalos contra él y baja su vida todo lo rápido que puedas.

Grand Viuda Faerlina es el segundo rival, que tiene la mala costumbre de utilizar un poder personal que nos manda misiles por valor del número de cartas que tengamos en la mano. Es fácil ver cómo la computadora mueve sus hilos para que en nuestro mazo aparezcan, si corresponde a nuestra baraja, cartas que nos permiten robar más cartas, lo que resulta bastante frustrante. Una vez más, tenemos un oponente de juego rápido en el cual es fundamental que tengas pocas cartas en la mano. No utiliza de manera constante esta habilidad, pero si te descuidas puede hacértela en el momento más duro, y el daño se repartirá entre tu héroe y entre los esbirros que tengas en el tablero.

Por último, Maexxna es una gran araña que no nos pone las cosas fáciles y que cuenta con la habilidad de enviar a nuestra mano un esbirro aleatorio que tengamos en el tablero. Es una técnica bastante provechosa para ella, que nos mantiene ocupados gastando cristales de mana turno tras turno. Si tenemos una carta de efecto de salida muy positivo, como que ataque cuando salga directamente al héroe, nos vendrá como anillo al dedo que haga esta habilidad. Y damos fe de que Maexxna no se corta en cuanto a sufrir el riesgo de que pueda salir perdiendo debido a ello. Como siempre, necesitas una pizca de suerte y que te salgan las cartas adecuadas, pero de nuevo es un jefe al que es importante atacar rápido para no dejarle reaccionar demasiado.

Los desafíos nos vuelven a enfrentar contra Grand Viuda Faerlina y Maexxna, pero esta vez controlando barajas preparadas del Druida y del Pícaro. No se puede decir que la dificultad no sea inferior, dado que la computadora tiene en cuenta que la recopilación de cartas esté lista para que podamos derrotar a los rivales si aplicamos un poco de estrategia y el conocimiento que hayamos adquirido de nuestros oponentes. Nos ayudará a disfrutar de las batallas de una manera distinta y además podremos conseguir cartas adicionales, lo que nunca está de más.

En el Modo Heroico, como decíamos antes, la dificultad aumenta mucho, partiendo del concepto de que los rivales comienzan con 45 puntos de vida y tu con los 30 habituales. El propio juego nos advierte de la gran dificultad que suponen estos jefes y dado que solo ganamos un reverso de carta, no será una exigencia para todos los usuarios.

Esperando más actualizaciones

Hoy mismo llega la segunda ala de Hearthstone Heroes of Warcraft La Maldición de Naxxramas, así que tenemos garantizada diversión para rato. Aunque la primera actualización estará gratuita a lo largo de un mes desde su lanzamiento, las siguientes alas ya tendrán que ser desbloqueadas con oro del juego o con dinero real. Existen distintos packs para que tengamos la oportunidad de desbloquear todas las alas con comodidad y sin que el coste nos termine resultando demasiado elevado.