Inicio > Destacado > Los juegos de la saga Mundodisco

Los juegos de la saga Mundodisco

Se marchó. Nos ha dejado uno de los autores de ciencia ficción más conocidos del mundo, el irreverente Terry Pratchett. En el mundo de los videojuegos le conocemos bien, dado que es el autor de Mundodisco, universo que ha tenido representación en el sector en varias ocasiones. Dado su reciente fallecimiento y el buen recuerdo que tenemos de los juegos basados en sus obras, creemos que este artículo servirá como nuestro particular homenaje al maestro.

En orden cronológico vamos a repasar todos los juegos, que no son muchos, basados en el universo de Mundodisco. Cabe destacar, por otro lado, que Terry Pratchett siempre fue un gamer declarado, y una parte de su influencia ha acabado derivando la carrera de su hija hacia el sector, donde ha escrito las historias de juegos como Tomb Raider (el reciente reinicio de la saga).

The Colour of Magic (1986)

The Colour of Magic

Era mediados de los años 80 y los aficionados a los videojuegos de la época nos encontrábamos disfrutando del legendario formato casete. Era otra forma de jugar, una en la cual los gráficos eran mucho más sencillos y donde la carga de un juego podía ser fácilmente de 20 minutos. Por aquel entonces la compañía Delta 4 tuvo la suerte de desarrollar el primer juego basado en un libro de Mundodisco: El color de la magia. Se basó en el libro de mismo nombre, que al mismo tiempo se trata de la primera entrega de la saga al completo.

El juego apareció en Amstrad CPC, ZX Spectrum y Commodore 64, tres de los ordenadores más importantes de la época. Como otros títulos de la época, desde Don Quijote hasta La guerra de las vajillas, El color de la magia era una aventura textual. Esto significaba que el juego nos iba mostrando imágenes y mucho texto, teniendo el jugador la necesidad de introducir comandos y palabras para tomar una decisión u otra. Este tipo de juego podía llegar a ser muy adictivo, sobre todo cuando en casos como este se respetaba el ambiente de la historia original. Posteriormente se produjo un remake.

Discworld MUD (1991)

Discworld MUD

Los MUD son juegos de rol que se desarrollan a través de texto y a inicios de los 90 tuvieron su propia representación en el entorno de Mundodisco. El juego llegó a tener gran popularidad y se ha ido actualizando con los distintos eventos ocurridos en los libros. Todavía se puede jugar, pero supone un desafío para disfrutarlo sin dominar el inglés.

Discworld (1995)

Mundodisco

Las empresas Teeny Weeny Games y Perfect 10 Productions produjeron en 1995 la gran adaptación de la saga de libros en forma de una aventura gráfica de tipo point and click que triunfó de forma considerable. La llegamos a ver en PC, Mac, PlayStation y Saturn, disponiendo de una historia original que no seguía directamente el argumento de ninguno de los libros. En ella Rincewind, el desastroso mago creado por Pratchett, tenía que enfrentarse a un serio problema de dragones (con una escena final que no se nos olvida). El juego era especialmente difícil y esto dio más de un quebradero de cabeza a los jugadores, que tuvieron que recurrir a guías impresas. La historia contenía elementos del libro ¡Guardias! ¡Guardias!. Y no olvidemos que la voz del protagonista la ponía Eric Idle, uno de los Monty Python, quien realizó un trabajo excelente.

Discworld II Missing Presumed…!? (1996)

Discworld II Missing Presumed

Un año después llegó la secuela, donde Rincewind tenía que buscar a la Muerte. Una vez más, nos encontramos con una historia que no era ninguna novela al pie de la letra, sino que recuperaba elementos vistos en varios libros, como Imágenes en acción y El segador. El humor absurdo volvía a ser la norma, acompañado por otra buena dosis de dificultad que haría a más de un jugador odiar a los desarrolladores. Se puso a la venta en las mismas plataformas que el anterior juego.

Discworld Noir (1999)

Discworld Noir

El tiempo que había pasado produjo que la saga se alejara de la historia vista anteriormente, por lo que el peso protagonista no recaía sobre Rincewind. Esta vez el héroe era el detective Lewton, que tenía que investigar un asesinato. La historia era enrevesada, pero esta vez no tenía elementos procedentes de las novelas, sino que era original. Terry Pratchett colaboró en la historia y se le dio crédito por causar “muchas interferencias en el desarrollo” (siempre con el humor que le caracterizaba). Contó con muchos personajes de las novelas, como la Muerte o Sam Vimes. Su lanzamiento se produjo inicialmente en PC y después llegó a la primera PlayStation. Una de sus particularidades recaía en la adopción de gráficos 3D y un remarcado estilo noir, algo totalmente diferente a los dos títulos previos.

Discworld The Colour of Magic (2006)

[column size=one_half position=first ]Discworld The Colour of Magic 1[/column] [column size=one_half position=last ]Discworld The Colour of Magic 2[/column]

Tomando de base de nuevo el libro original, en tiempos recientes se lanzó en dispositivos móviles un juego de acción con vista isométrica basado en la novela. Su disponibilidad es previa a la llegada de los smartphones, por lo que sus gráficos están muy limitados y el juego no fue precisamente un éxito de masas, dado que en aquellos tiempos los móviles tenían mucha menos fuerza de llegada.