Inicio > Destacado > Lo que le debemos a la saga Hyperdimension Neptunia

Lo que le debemos a la saga Hyperdimension Neptunia

Atónito. Atónito me quedo cuando recibo en mi bandeja de entrada un código de análisis del juego Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection. Porque lo habré leído y escrito mil veces, pero posiblemente me costará todavía un tiempo hacerme a la idea de que este juego de PlayStation Vita se pone a la venta en nuestras fronteras. Me maravilla, aunque no entiendo en qué momento se encuentran los juegos japoneses en relación a su llegada a Occidente si títulos como este tienen oportunidades de venderse en inglés. La sensación que me produce está a caballo entre la estupefacción y el orgasmo materialista, ¿me ilusiono o me contengo?

Una situación dulce

Quizá simplemente hay alguien muy friki en las oficinas de NIS America que está imponiendo su ley bajo puño de hierro y cuando desaparezca esta persona se esfume cualquier atisbo de seguir con sus ideas. Ya ha pasado otras veces. Es posible que simplemente el mercado esté cambiando. Hace unos meses me pasó lo mismo con el lanzamiento de Senran Kagura y todavía hoy veo en las tiendas el juego de Nintendo 3Ds editado por BadLand Games. Irremediablemente, cada vez que voy a una tienda cojo el juego y miro la contraportada para sorprenderme porque se encuentre en castellano. En mi cerebro hay algo que lucha por entenderlo. Quizá han sido demasiados años reprimido, años que me han llevado a olvidar que sí, que en otros tiempos pasados también hubo épocas por las que se apostó por juegos japoneses diferentes (Konami lanzó Bishi Bashi Special en PSone, ¿os lo podéis creer?).

Gracias Neptunia

El caso es que Senran Kagura aparte, lo que quiero expresar es lo mucho que le debe el sector de los videojuegos, al menos desde el punto de vista de su apertura a nuevas ideas, a la saga Neptunia. Sus juegos, desde el primer episodio de PlayStation 3 hasta el último, de momento, que llega en breve a PlayStation Vita, están quitando piedras del camino que separa a la audiencia japonesa de la occidental.

Un público que tampoco es excesivamente distinto si analizamos bien las cifras de ventas. Bien es cierto que un juego como Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection va a vender más de forma proporcional en Japón que en el resto del mundo, pero no creamos que el juego fue un superventas en Japón. En su semana de lanzamiento acabó en el cuarto puesto del top 10 y vendió solo 29.933 unidades. Esa misma semana se puso a la venta The Last of Us entre los japoneses, llegó al primer lugar de la clasificación y vendió 117.465 ejemplares. ¿Qué diferencia real vemos entre el mercado japonés y el occidental a nivel de ventas? Son juegos dirigidos a un nicho determinado, el cual existe tanto en Japón como en Occidente. Allí está más presente, existe y se respeta, pero también son 30 años de lanzar videojuegos englobados en ese mismo grupo.

Vamos con ello

Esto quiere decir que realmente no debería haber tanto miedo por la comercialización de ciertos juegos. Los estudios japoneses saben perfectamente cuánto pueden ganar con un juego distinto, de esos que teóricamente solo gustan a los jugadores nipones. Es cuestión de hacerse a la idea de que en Occidente, obviamente, se tiene que ir creando tendencia para que cada vez haya más jugadores interesados en este tipo de producto. Si no hay insistencia de por medio va a ser imposible normalizar la llegada de estos juegos por mucho que la saga Neptunia, de forma titánica en algunos casos, se esté encargando de intentarlo.

Si le debemos tanto a Neptunia, o en su caso a NIS America, que es quien media de por medio para el lanzamiento de sus entregas, es por lo mucho que la franquicia está variando e implementando nuevas ideas. No solo es que sus entregas básicas, las que actúan como RPG clásico, estén llenas de referencias, explicaciones, guiños y factores que hacen que se dispare el fan service que alimenta a este tipo de juegos, sino que además buscan llevar fuera de Japón otros conceptos. Es justamente lo que ocurre con Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection, un juego de simulación musical que escapa del concepto que vinculamos con Beatmania, Dance Dance Revolution, Guitar Hero y demás, y que se presenta como un manager más parecido a The Idolm@ster.

Si no hay The Idolm@ster…

Un juego que vuelve estar dirigido a ese grupo de usuarios que gustan de experiencias japonesas y de juegos distintos a la media, los jugadores que, al fin y al cabo, justifican que se sigan lanzando estos productos. Y un grupo de usuarios que cada vez es mayor, lo cual sin duda es lo más positivo que podemos sacar de todo esto. Que Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection copie en muchos aspectos, o haga homenaje, como queramos llamarlo, a The Idolm@ster solo es un bofetón muy fuerte a la saga de Bandai Namco por haber sido tan comedida y nunca haberse intentado comercializar en Occidente. ¿Cómo sabemos que no va a funcionar algo si no lo probamos? ¿No nos podemos conformar con unas ventas modestas y unos beneficios que no sean quizá tan grandes como los que obtenemos en Japón? Para el día en que Bandai Namco se plantee exprimir el potencial de las chicas de The Idolm@ster en Occidente será muy tarde. Mientras tanto, Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection va a tratar de dejar su huella.

El agradecimiento a quienes deciden entrega tras entrega que los juegos de Neptunia debe continuar teniendo apoyo en Occidente es mayor a la vista de las calificaciones que reciben estos títulos en la prensa especializada. Por comodidad entremos en Metacritic y hagamos una búsqueda de “Neptunia”, veremos que todos los juegos tienen calificaciones medias muy reducidas. Y en el caso de Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection los análisis dan directamente miedo, con varios suspensos dañando la imagen del juego. Pero está visto que para bien o para mal, muchas veces los análisis le importan bien poco al usuario, especialmente si proceden de medios generalistas en los que no se llega a entender a quiénes están dirigidos estos juegos (como les ocurre a los juegos infantiles, lo mismo).

Cambian los vientos

Todo este rollo es un pensamiento en voz alta acerca de la importancia que tiene la salida de juegos como Hyperdimension Neptunia PP Producing Perfection en nuestro mercado. No sabemos lo afortunados que estamos siendo con recibir estos juegos en las tiendas. Ya sea con textos en inglés o en versión digital, cosas que personalmente no me gustan, pero al menos se están dando pasos adelante para conseguir romper fronteras y que cada vez exista menos diferencia entre los juegos disponibles en Japón y los que se venden en Europa. Si hasta los juegos de Hatsune Miku se están lanzando en Occidente, ¿no deberíamos empezar a pensar que estamos viviendo una revolución  silenciosa? Deberíamos ocuparnos de aprovecharla.

1 Comentario

  1. A) Que bella esta la pagina 🙂
    B) NIS quiere decir “Japon es el numero 1 software”. Su primera motivación es sacar los juegos de Japon por puro orgullo nipón. Yo conocí al presidente de NISA y es un japonés encantador.
    C) El primer Hyperdimension Neptunia, el de Ps3, es un horror. No lo digo yo, lo han demostrado ellos al cambiarlo en el 2 y en el remake a Vita :D.

    And that’s all for now 🙂

Los comentarios están cerrados para esta publicación