Inicio > Destacado > Disney Infinity 2.0

Disney Infinity 2.0

Los juegos que utilizan figuras coleccionables como apoyo ya se han instaurado en nuestro mercado de una manera absoluta. Skylanders fue quien encendió la chispa y en el pasado año 2013 llegó Disney Infinity, que revolucionó el sector gracias a los personajes del universo de esta productora cinematográfica. Hasta entonces imaginar reunir en un mismo juego a Jack Sparrow, Rapunzel, Mickey Mouse y otros personajes tan distintos había sido solo una fantasía. Como era de imaginar, Disney Infinity se convirtió en un super-ventas y ya imaginamos que en 2014 tendríamos nueva entrega. Juego que, por otro lado, significa el debut de la franquicia en la nueva generación de consolas (ahí les adelanta Skylanders, que tuvo su primera entrega en Xbox One y PlayStation 4 en el pasado año 2013).

Como a Disney le gusta eso de innovar, lo que ha hecho con Disney Infinity 2.0 ha sido centrarse en un nuevo tipo de producto. Si el primer juego fue un collage de distintas películas, tanto de animación como reales, en la secuela el protagonismo lo tiene el universo Marvel. Algo que entendemos perfectamente, porque las películas de este estudio se encuentran muy de moda. El éxito reciente de Guardianes de la Galaxia hace que un producto como Disney Infinity 2.0, que dispone de su propio set de aventura de esta película, esté camino de transformarse en un super-ventas más que posible. Otros personajes ayudarán, desde Iron Man hasta Spider-Man, el Capitán América o el resto de Vengadores, que siempre están listos para la batalla.

El espíritu Marvel para todos los públicos

Tal y como mencionamos, con el lanzamiento de Disney Infinity 2.0 cambia la filosofía en el planteamiento del juego. No pasamos de película en película como hicimos en el primer episodio, sino que nos introducimos en un gran mundo que nos sitúa en el universo Marvel tal y como lo recordamos de los cómics y las películas. A fin de no mantener la misma estructura del pasado año es algo que nos atrae, aunque los usuarios que se sentirán más atraídos por el juego sean los que tengan interés por sus personajes protagonistas. El set de inicio incluye las figuras de Iron Man, la Viuda Negra y Thor, acompañados de su propio escenario y de dos power discs, porque no olvidemos que con este nuevo título entran en escena más discos de poder.

Siguiendo la tradición del primer juego, los personajes están muy diferenciados y plasman sus principales habilidades en pantalla. Los jugadores pueden ir cambiando la figura colocada en la base para ponerse al control del héroe que prefieran o del que necesiten dependiendo del desafío con el que se encuentren. La colección inicial incluye un amplio repertorio de figuras entre las que se encuentran los personajes más representativos del mundo Marvel. Como de costumbre, dejando al margen las figuras del Starter Pack, las demás se pueden conseguir de manera individual o a través de packs especiales de aventura o combos de héroes que están disponible en tiendas. En este sentido hay que mencionar que tanto los Guardianes de la Galaxia como Spider-Man disponen de su propio pack de aventura Play Set, el cual añade una historia personalizada con la cual aumentar la diversión y posibilidades.

¿Y dónde queda el espíritu Disney?

Lo bueno es que Disney no ha querido que este segundo juego esté falto del apoyo que proporcionan sus personajes más clásicos a un producto tan flexible como este. Además de poder usar las figuras del juego anterior en el modo Toy Box, ahora podremos adquirir nuevas figuras de personajes Disney que se ponen a la venta para la ocasión. La compañía ha pensado en el público femenino y por esta razón ha incorporado en la colección a distintos personajes muy bien elegidos, como Mérida de Brave (Indomable), Stitch, Jasmine, Campanilla o Maléfica. Además, y sabiendo que es posible que la edición Marvel no atraiga a estas jugadoras, pronto también se pondrá a la venta una edición alternativa de Disney Infinity 2.0 que incluirá las figuras de Mérida y Stitch, así como todo el contenido de la renovada Toy Box. Será la mejor oportunidad para quienes no sienten interés por el mundo de Marvel, aunque mantendrá la compatibilidad con sus Play Sets personalizados.

El encanto de la Toy Box

Uno de los aspectos que más gusto del primer título fue la Toy Box, un mundo libre en el cual los jugadores podían dar rienda suelta a su creatividad para crear niveles personalizados. Su rendimiento era similar a juegos como LittleBigPlanet, donde siempre se ha buscado que los usuarios dejen salir sus ideas a fin de crear divertidas experiencias con las que después sorprender a otros jugadores mediante un fácil sistema de compartir. El apoyo de la comunidad fue elevado, en parte porque Disney intentó que siempre hubiera retos y desafíos en los que se animara al público a crear sus propias pantallas. Esto retroalimentó el universo de Disney Infinity y confirmó que la diversión no terminaba cuando habíamos acabado las historias de cada una de las películas incluidas con el juego. Si éramos asiduos podíamos descargar los niveles de los demás jugadores y seguir pasándolo bien.

Disney sabe de lo bien que funcionó la Toy Box, que por otro lado fue el único sitio en el que se podía usar a personajes de películas no representadas con historia, y ha querido reforzarla en esta segunda entrega. La nueva Toy Box es mucho más libre, más profunda y de unos recursos que se alejan drásticamente de las limitaciones del juego previo. Las posibilidades de creación son muy elevadas y permiten que se creen experiencias aún más diferentes entre sí. Realmente da la sensación de que algunos de los niveles creados se diferencian de una forma abismal del juego original, lo que dice mucho a favor de la herramienta. Y entre las novedades destaca la oportunidad de modificar interiores, por lo que ahora no solo se personaliza el exterior.

La nueva Toy Box va a comenzar con 9 personajes originales Disney que solo se pueden utilizar en ella. Además de los mencionados en el anterior apartado, estarán Aladdín, Pato Donald, Hiro y Baymax, estos dos de la película Big Hero 6, que llegará próximamente a los cines. Son suficientes incentivos como para que queramos exprimir este modo de partida.