Inicio > Otras > PS2 > El retorno de Onimusha

El retorno de Onimusha

Nada más y nada menos que dos son los juegos que se han estrenado de la saga Onimusha en Japón en los últimos meses. Ninguno de ellos representa lo que se puede considerar una gran superproducción, dado que no han aparecido en consolas, pero Capcom está logrando que, al menos en Japón, el público vuelva a estar emocionado por las historias de samurais. Dicen desarrolladores de Capcom que las modas son cíclicas y que si entre los años 2001 y 2006 hubo gran pasión por los samurais, la época feudal y las espadas, entre 2007 y 2011 nadie quería saber nada del tema. Este tipo de ciclos no están escritos y es difícil reconocer cuándo comienzan y cuándo terminan, creyéndose que Capcom ha producido estos juegos recientes de Onimusha como experimento para palpar el mercado y ver qué respuesta le dan los usuarios.

El resultado de ambos títulos ha sido positivo, e incluso en el caso de uno de los dos títulos, el ya conocido a nivel internacional Onimusha Soul, se está convirtiendo en uno de los juegos de navegador más populares de los últimos tiempos. Esto podría significar, y no habría que ser demasiado avispados para confirmarlo, que Capcom está produciendo una nueva entrega de Onimusha para consolas, un juego, remake o no, que significaría la recuperación de una de las sagas más exitosas de la generación de PlayStation 2. Aunque de momento, y posiblemente esto no cambie hasta el Tokyo Game Show e incluso más allá, todo son teorías e hipótesis que no se pueden demostrar. No obstante, vamos a observar cómo están las cosas en relación a Onimusha.

ONIMUSHA SOUL

De los dos juegos activos actualmente en cuanto a Onimusha, el más veterano es el mencionado Onimusha Soul. Se trata de un juego de gestión y simulación para navegador, que nos introduce bien en la época central de la saga y en el cual la profundidad es elevada. El ritmo de actualizaciones que está recibiendo es una buena indicación de que las cosas le van muy bien a Capcom con este título, que recibe nuevas cartas y personajes de forma progresiva sin descanso. Para darle más empuje si cabe, Capcom ha tenido la particular idea de introducir a personajes famosos de su compañía, casi cualquier tipo de héroe, principalmente mujeres, que nos podamos imaginar. Estas apariciones especiales se realizan con personajes adaptados en cuanto a su estilo a los tiempos medievales, con ilustraciones que, en algunos casos sacan provecho al talento de dibujantes muy reconocidos. Gracias a detalles como estos, Onimusha Soul se ha desarrollado de formamás sólida y se ha llegado a convertir en un juego característico en el catálogo online de la empresa japonesa.

MINA TO ONIMUSHA CARD MASTER

Algo totalmente distinto a Onimusha Soul se ha ofrecido en el juego Mina to Onimusha Card Master disponible en dispositivos móviles Android e iOS a través de Mobage. En este caso no hay simulación de por medio, pero sí cartas, siendo un juego de combates donde tenemos que utilizar esferas de poder y multitud de parámetros para enfrentarnos contra los oponentes. Una de las grandes diferencias con Onimusha Soul se encuentra en que este juego depende más del recorrido previo realizado por la franquicia de consolas, recuperando de manera más habitual a los personajes que han aparecido en la misma. En cualquier caso, parece que su éxito está siendo mucho más reducido respecto al del juego para navegadores.

VALORANDO LA SITUACIÓN

Es crítico saber, para hacernos una idea de lo que le espera a la saga Onimusha en el futuro, que Capcom está llevando a cabo una reestructuración interna de sus objetivos. Hace semanas la empresa anunció la cancelación de distintos proyectos que se estaban llevando a cabo de forma externa, en su mayor parte en estudios occidentales. Había rumores previamente que apuntaban al renacimiento de Onimusha, y no sería nada extraño que uno de los juegos cancelados fuera la nueva entrega de la saga. A la vista de los tropiezos que ha cometido Capcom en los últimos años, la cancelación podría ser lo mejor que le ha pasado a la saga desde que se decidiera no continuar con la historia de Onimusha: Dawn of Dreams. Hay muchos aspectos a valorar en cuanto a la vuelta de Onimusha, y a estas alturas de la generación en la que nos encontramos lo lógico sería que, por otro lado, Capcom utilizara este nuevo hipótetico juego para desplegar su habilidad en la próxima generación de consolas. No existe otro marco en el que pueda encajar un proyecto que a fecha de 2013 todavía no ha sido anunciado de manera oficial.

El problema está en saber qué hará Capcom si de verdad decide dar continuidad al universo de Onimusha. La saga está establecida sobre unas bases de fantasía en las que se puede alargar la historia por medio de acontecimientos no narrados, con reescrituras de algunos eventos sin que sea necesario dar carpetazo al argumento de los tres primeros episodios, los que redefinieron el género de los juegos de samurais para PlayStation 2. Entre el año 1582 en el que se desarrolla Onimusha 3: Demon Siege y el año 1597, en el que comienza la historia de Onimusha: Dawn of Dreams, hay mucha separación de tiempo que los fans quieren conocer, en especial en cuanto a lo referente a su icónico y clásico personaje, Samanosuke Akechi. Pero será Capcom quien tenga la última palabra.

CONCLUSIÓN

Con el renacer de Onimusha hay que tener mucha paciencia. La saga ya pasó por dificultades en el pasado y podríamos encontrarnos ante un caso similar. No hay que olvidar que el desarrollo de Onimusha: Warlords comenzó en realidad en la consola PlayStation, en la de primera generación. La cancelación de este título llevó a que diera el salto a PlayStation 2, pero para el recuerdo han quedado imágenes y vídeos de la beta original circulando por la red. Es posible que a la nueva entrega le haya ocurrido algo similar y que tengamos que esperar más de la cuenta para volver a introducirnos en el argumento de la franquicia.