Inicio > Reportajes > Furia de Titanes

Furia de Titanes

En éste año 2010 renacerá Furia de Titanes con videojuego y nueva película en la que Perseo se volverá a enfrentar con Hades para salvar la Tierra de sus garras.

Se acerca, en abril de 2010 se estrenará el remake de Furia de Titanes, clásica película de los 80 que encandiló a toda una generación por aquella época. La nueva versión apunta maneras y podría convertirse en uno de los primeros grandes éxitos cinematográficos del año. Al menos esos son los pronósticos, dado que a la interesante historia original se unirá un reparto de lujo, la dirección de un experto en el género, los modernos efectos especiales de la actualidad, e incluso efectos visuales en tres dimensiones para aprovechar el boom que ha ganado éste sistema en las pantallas de todo el mundo. Y como no podía ser de otra forma, la película estará acompañada de un videojuego oficial, el cual hemos podido ver en vivo y del que os traemos nuestras primeras impresiones gracias a Namco Bandai.

ARGUMENTO

La historia es común para la película y el videojuego, dado que éste adaptará el film de cabo a rabo para que podamos vivir de primera mano todos sus acontecimientos. El protagonista es Perseo, nacido como un dios, pero criado como humano. Cuando se ve impotente al no poder salvar a su familia de la terrible mano de Hades, el dios vengativo del ultramundo, Perseo decide emprender un viaje para acabar con él. Tendrá que hacerlo si quiere impedir que Hades se haga con el control del poder de Zeus y con él desatar el infierno en la tierra.

LA PELÍCULA

furia-de-titanes-cartelLa idea de realizar un remake de éste clásico cinematográfico llevaba rondando en Hollywood desde el año 2002, pero aunque se realizaron varias versiones del nuevo guión, ninguna llegó a cuajar. No fue hasta que el director Louis Leterrier entró en acción, que el proyecto no se puso en marcha con buen pie. Leterrier declaró haberse inspirado en la versión original del film para el clímax de El Increíble Hulk, y comparó a los personajes de la mitología griega con los superhéroes de la actualidad. Esto gustó, y el equipo se puso manos a la obra para sacar adelante un proyecto que finalmente ha costado casi 180 millones de dólares. Buena parte de la inversión se ha realizado en el reparto, donde encontramos caras muy conocidas. Sam Worthington, uno de los actores mejor posicionados en el género de la acción tras protagonizar Avatar, es Perseo, el protagonista. En el papel de Zeus se encuentra el veterano Liam Neeson, y como Hades Ralph Fiennes, un actor que siempre garantiza buenas interpretaciones.

EL VIDEOJUEGO

La adaptación para PlayStation 3 y Xbox 360 de la película se presenta en forma de un juego de acción en tercera persona distinto a las propuestas que venimos viendo últimamente en el género. Lo primero que debemos decir es que sorprende, sobre todo porque por lo general las adaptaciones de películas no suelen tener una calidad muy elevada. Pero Furia de titanes, aún sin el apoyo de la película, podría realizar un papel más que digno en las tiendas de todo el mundo. El juego está enfocado a la acción, con un sistema de combate muy directo de estilo similar al de Onimusha (muchas armas distintas, posibilidad de recolectar las almas de nuestros enemigos, ataques especiales), escenas multijugador cooperativas en las que podrá entrar un segundo usuario, y un surtido de oponentes espectacular. La representación de todos los elementos de la película está realizada con alta calidad y destacan especialmente algunos de los enemigos, tan terroríficos como en el film (por no olvidar los guerreros de piedra, que se moverán con stop motion al puro estilo del animador Harryhausen).

Uno de los elementos que más nos ha gustado del título es la necesidad que impone el juego en el usuario de implicarse a lo largo de la aventura. Esto se debe principalmente a la manera en la que recolectaremos armas, para lo cual necesitaremos piezas y elementos distintos que nos permitirán acceder cada vez a armamento más poderoso y variado. También será posible, por ejemplo, robarle las armas a los enemigos, pero en cualquier caso, el jugador siempre tendrá que esforzarse para conseguir estos objetos, y en ningún caso los recibirá de algún personaje secundario. Esto juega en parte con la idea de que Perseo, debido a su educación humana, no quiere en ningún momento recibir regalos de los dioses, y sí ganarse por sí mismo cualquier cosa que pueda obtener.

CONCLUSIÓN

La versión que vimos del juego todavía no era la definitiva, pero como es obvio, a partir de lo que hemos visto, sólo puede mejorar más. Por ahora Furia de titanes parece un juego de acción en tercera persona de lo más adictivo, con una historia interesante (la de la película), una ambientación que recoge con estilo la mitología griega que veremos en la gran pantalla, y un sistema de combate completo. Promete.