Inicio > Reportajes > La precompra de World of Warcraft Battle for Azeroth

La precompra de World of Warcraft Battle for Azeroth

Hace unos días comenzó la campaña de precompra de World of Warcraft Battle for Azeroth, que llegará en el próximo verano (antes del 21 de septiembre como tarde) y de momento el recibimiento por parte del público ha sido muy efusivo. Tal ha sido el interés que ha despertado esta nueva expansión que se han creado largas colas digitales para llevar a cabo su precompra y descarga. El motivo es claro: los usuarios ya pueden acceder a parte del nuevo contenido y en especial lo que es posible hacer es probar las nuevas razas que se introducirán en Battle for Azeroth.

No obstante, si estáis pensando en entrar rápidamente en Battle.net para precomprar la expansión, os lanzamos un aviso a navegantes. Para utilizar las nuevas razas debéis llevar la reputación de las facciones hasta el nivel de exaltado. Y eso los jugadores ya saben lo que significa: invertir muchas horas cumpliendo misiones para aumentar el nivel lo suficiente. La excepción son los jugadores que ya tengan las reputaciones al máximo, pero sabemos que no todos estáis en ese punto (qué diablos, no es precisamente sencillo). Pero ahora no hay duda de que todos tenemos un buen motivo para entrar a diario en el juego e ir cumpliendo las misiones de mundo que nos proporcionen más reputación con las facciones.

Hay que reconocer que World of Warcraft Battle for Azeroth llega con una muy buena conexión con los eventos ocurridos en Legion. En esta precompra ya podemos jugar con cuatro de las razas que se añadirán en la expansión, a las que en la versión definitiva se unirán otras adicionales (así que la diversión va a ser progresiva). Estas razas que se ponen en nuestras manos ya las vamos a conocer por las batallas que vivimos en Argus e Islas Abruptas, de ahí que digamos que argumentalmente todo tiene mucho sentido. Por parte de la Horda, las razas disponibles son los Nocheterna y los tauren Monte Alto, mientras que la Alianza cuenta con el apoyo de los draenei forjados por la luz y los elfos del Vacío. Ya sabéis que esta expansión recuperará el enfrentamiento entre Horda y Alianza a lo grande, así que contar con nuevas razas le dará aún más espectacularidad al juego.

Como de costumbre, esta precompra también nos aporta la ventaja de la subida de nivel instantáneo hasta el 110, algo que ya se ha convertido en tradición. La subida de nivel también puede servir para llevar a una de las nuevas razas directamente a 110, pero de esta manera no podremos conseguir la armadura dinástica. Por lo tanto, Blizzard nos da un buen motivo para jugar con estas razas desde nivel 1 y hacia adelante (normalmente no necesitamos mucho incentivo para hacerlo, pero es bienvenido que nos den otra razón para el esfuerzo).

El inicio de Battle for Azeroth significará la llegada a un buen número de lugares aidcionales. Llegaremos a lugares como Zandalar, el conocido imperio de los trol al control de la Horda, o Kul Tiras, el reino marinero donde se reunirán los héroes de la Alianza en busca de apoyo (donde les estará esperando Jaina Valiente). Otro nuevo lugar a destacar será Stromgarde, en el cual equipos formados por 20 jugadores podrán cooperar en la lucha cooperativa. Este modo de combate cooperativo incluye elementos de estrategia y gestión de recursos que se inspiran en la clásica jugabilidad que tuvo la franquicia Warcraft en sus orígenes. También habrá expediciones en islas del Mare Magnum en las que las facciones se enfrentarán mientras intentan sobrevivir en un entorno que no conocen y tratan de obtener todos los recursos que sea posible. Los grupos que se fomarán para estas islas serán de tres personas y habrá que dividirse bien el trabajo para plantar cara a enemigos cambiantes, así como a un entorno complejo en el cual no solo habrá que preocuparse de la computadora, sino también de otros usuarios.

Además de la posibilidad de subir de nivel hasta 120, Battle for Azeroth aporta la presencia de la azerita, el recurso que se ha generado en el mundo después de lo ocurrido con la Legión Ardiente. Con ella podremos obtener nuevos poderes y personalizar el equipo de una forma renovada. Por supuesto, el juego aportará más misiones, mazmorras, bandas, jefes y todos los elementos a los que ya estamos habituados en cada expansión.

¿Y qué es lo que podemos precomprar? Blizzard da la opción de hacernos con la versión Standard o con la Digital Deluxe, y como ya sabéis las ediciones físicas se anunciarán más adelante (pero está confirmado que se lanzará la obligatoria Collector’s Edition). La versión Standard tiene un precio de 44,99 euros y la Digital Deluxe de 59,99 euros. Si nos hacemos con la Deluxe tendremos la habitual carga de contenidos adicionales a los que ya estamos habituados. Para World of Warcraft nos llevaremos dos monturas: el ravasaurio engalanado de la Horda o el semental Trenzamar para la Alianza. También nos llevaremos la mascota Tortu, un bebé tortoliano. Si somos jugadores de StarCraft II recibiremos grafitis de la Alianza y de la Horda, y para Hearthstone lo que recibiremos será un dorso de carta personalizado bautizado como Azeroth en llamas. Por supuesto, también hay contenido para Overwatch: en este caso gestos, frases, iconos y grafitis de una amplia serie de personajes. Y en último lugar, para Heroes of the Storm nos llevaremos la montura de sable de llamas primigenio, la cual recibiremos en tres colores distintos. Estos regalos se reciben al instante con la precompra salvo la montura del sable de llamas.