Inicio > Destacado > La Tierra-Media Sombras de Mordor

La Tierra-Media Sombras de Mordor

Ahora que El Señor de los Anillos está acabando de nuevo una trilogía en los cines, la de El Hobbit, lo que nadie esperaba es que Warner Bros. produjera uno de esos juegos que pasaran a la historia. Y nos tenemos que reconocer sorprendidos por haber visto el potencial que tiene La Tierra-Media Sombras de Mordor, el nuevo juego que llega en breve a PlayStation 4, Xbox One, Xbox 360, PlayStation 3 y PC. La forma en la que se representa es totalmente distinta a la de los habituales juegos de acción que relacionamos con la Tierra-Media, lo que se trata de una muy buena noticia.

Hace unas horas hemos podido asistir a la presentación del juego en las oficinas de Warner Bros., a la cual han asistido Bob Roberts y Jessica Masnica, diseñador principal y productora respectivamente en Monolith Productions. Juntos, Bob hablando y Jessica al control del personaje, nos han contado los aspectos principales de este título que posiblemente sonará con mucha fuerza estas navidades.

Ahí está Gollum

La Tierra-Media Sombras de Mordor se desarrolla entre El Hobbit y El Señor de los Anillos, con sus propios personajes y una historia que encaja bien en el universo de Tolkien. Tal y como Roberts ha podido mencionar, la estructura estaba hecha por el autor original y era fácil imaginar qué cosas podían haber ocurrido en ciertas zonas de la Tierra-Media con personajes adicionales. La presencia de Gollum es significativa, dado que ya parece el sello de calidad de un producto relacionado con El Señor de los Anillos. Si tenemos a Gollum, y además Gollum está representado visualmente de una forma tan exquisita como lo hace en La Tierra-Media Sombras de Mordor, podemos entender que el juego apunta maneras.

En la secuencia que hemos visto en vivo, el protagonista no tardaba en cruzarse con Gollum, que ya sabemos que está desesperado por obtener el anillo de poder. Eso al protagonista posiblemente le dará algún que otro quebradero de cabeza. Pero no nos olvidemos de hacer las presentaciones. El héroe de la historia es Talion, uno de los exploradores de la Puerta Negra. Cuando Sauron regresa a Mordor tras el desenlace de El Hobbit, manda a sus Capitanes Negros que acaben con todos los exploradores. Para Talion este es su aparente final. Muere, pero también han matado, brutalmente, a su familia. No obstante, un espíritu le devolverá a la vida y le proporcionará habilidades que le darán una nueva forma de combatir a sus enemigos. Este espíritu corresponde a un personaje de gran relevancia en la historia de la creación de los anillos, alguien que tiene mucha relación con Sauron pero que se encuentra en un estado en el cual ha perdido la memoria.

La relación entre Talion y el espíritu servirá de guía al progreso del juego y los momentos en los que los dos interactuarán resultarán habituales. Será algo que también afectará, como ahora podréis apreciar, al sistema de juego.

Montaraz o espectro

Durante el juego combinamos dos tipos de habilidades de forma constante: las que corresponden al árbol de habilidades de montaraz y las que están relacionadas con el espectro. El montaraz es el papel que ocupa el Talion que existió cuando todavía tenía vida, un explorador hábil en el combate capaz de luchar con armas en un poderoso cuerpo a cuerpo. El espectro es la apariencia de espíritu que nos acompaña, con posibilidad de lanzar flechas y de realizar técnicas muy interesantes, como poseer a enemigos para que se pasen a nuestro bando y nos ayuden. Con la forma de espectro también podemos avanzar con mayor facilidad y hacer uso de sigilo, siendo muy importante, por lo que hemos podido ver, que ambas formas de progresar se combinen en todo momento. En ambos lados hay una gran cantidad de movimientos que hacen el juego más variado y llamativo y suponemos que solo hemos visto una pequeña parte del conjunto general.

Haciendo enemigos por todas partes

Como ya se había comentado, el sistema Némesis es uno de los rasgos que más representan la jugabilidad de La Tierra-Media Sombras de Mordor. La función de esta característica se encuentra en que nuestra presencia en el mundo del juego sea real y que afecte a nuestros enemigos de forma que sepan quiénes somos y que deseen acabar con nosotros, pero con sentido. Tenemos una interfaz a modo de tablero, donde se colocan los enemigos en distintas posiciones dependiendo del poder que han alcanzado o del odio que sienten hacia nosotros. Los del mayor escalafón son los capitanes, a quienes más tenemos que temer y quienes posiblemente tengan problemas con nosotros que vienen de lejos. Si tenemos un encuentro con un oponente y este combate no acaba con su muerte, esto afectará a su posición en el sistema Némesis y le hará más poderoso en el siguiente encuentro. Todo funciona de manera aleatoria para que sea más original. Los enemigos que se crean son aleatorios y también sus reacciones. Podemos matar a un capitán de un golpe y que su sitio lo ocupe otro, o dejarlo vivir cuando esté quedándole poca vida para que en el siguiente encuentro reaccione de una forma determinada en base a esa vez en que no le matamos.

Cada enemigo tiene unos rasgos específicos en el sentido de lo que le da miedo, lo que le enfada o en lo que es invulnerable. Es conveniente analizar estos rasgos para saber cuál será la mejor estrategia a la hora de enfrentarnos con ese enemigo. Además, hay algunos que solo se dignarán a aparecer si cumplimos un reto específico, como acabar con una oleada de enemigos o tomar conquista sobre la fortaleza en la que se encuentra. Este sistema Némesis nos ha encantado por su variedad y profundidad y creemos que será uno de los pilares del juego una vez se ponga a la venta.

Dicho esto, solo nos queda esperar a que La Tierra-Media Sombras de Mordor llegue a las tiendas el 30 de septiembre en PC, el 3 de octubre en PlayStation 4 y Xbox One, y el 21 de noviembre en PlayStation 3 y Xbox 360.