Inicio > Reportajes > Los piratas en los videojuegos

Los piratas en los videojuegos

Piratas, corsarios, filibusteros, bucaneros, da igual con lo que nos crucemos, la piratería clásica nos entusiasma, no sabemos muy bien porque, tal vez la sensación de vivir sin reglas, de ser dueños de nuestra propia vida, tal vez sea por el misticismo de algunas de las figuras más celebres de la piratería tales como Edward Teach, más conocido como Barbanegra, Bartholomew Roberts, Francis Drake, Jack Calicó o dos de las únicas mujeres piratas conocidas, Anne Bonny y Marie Read. Puede que por las fabulosas novelas y películas que nos han llegado en todos estos años como La Isla del Tesoro, En Costas Extrañas, El Pirata Enmascarado o Piratas del Caribe. Pero oír las historias de estos diablos que se ganaban la vida como delincuentes que azotaban los mares asaltando los barcos que encontrasen por el camino o a los que debían abordar por contrato, historias centradas en la piratería caribeña de los siglo XVI al XVIII y muchas veces adornadas por las leyendas, es algo que nos encanta. Y si encima nos dejan ser protagonistas de esa historia ya ni os contamos.

Así que preparaos, soltad amarras, levad anclas y sujetaos bien, porque comenzamos esta travesía entre los videojuegos protagonizados por piratas.

LOS INICIOS

El primer videojuego de piratas que conocemos es una aventura conversacional lanzada en 1984 para ordenadores como ZX Spectrum: Pirate Adventure. Una aventura conversacional muy complicada donde, como en toda aventura conversacional, el límite lo pone nuestro ingenio para salir de las diferentes situaciones basadas en la novela La Isla del Tesoro.

También en el 84 y en ordenadores como ZX Spectrum llegó Booty, un juego de desplazamiento lateral en el que debíamos esquivar a nuestros enemigos mientras nos movíamos por el agua y recogíamos unas llaves. En el mismo año para recreativas, Capcom, de la mano de Tokuro Fujiwara, creador de Ghost ‘N Goblins, lanza Pirate Ship Higemaru un juego de acción y puzzles en el que, controlando al marinero Momotaro debíamos lanzar barriles de forma vertical y horizontal en un tablero para acabar con nuestros enemigos. A veces, al perder una vida o al avanzar uno de los 16 niveles, el juego se congelaba perdiendo todo el avance que habíamos hecho.

Si lo que querías era vivir como un auténtico pirata (de los de verdad, no de los de ahora con máscara y ordenador) en 1987 tenías para ordenador Sid Meier’s Pirates! En él podíamos hacer todo lo que un buen pirata se dedicaba a hacer, buscar tesoros, abordar barcos, batirse en duelo de espadas, rescatar aliados e incluso comerciar. Todo en un mapeado libre, dinámico y cambiante con distintas épocas históricas y, por ende, sistemas políticos y económicos. Eh! Y cuidado que si nuestro personaje envejece le cuesta más luchar. Todo un simulador de piratería que cambiaba de sistema de juego según estábamos luchando con nuestra espada, mostrando una pantalla de desplazamiento lateral, como combatiendo en el mar, con una vista cenital perfecta para la ocasión. Toda una joyita de este subgénero que en 2004 tuvo un remake para PC, además de consolas como PSP o Wii.

EN LOS 16 BITS

The Pirates of Dark Water fue un juego de plataformas inspirado en una famosa serie televisiva de dibujos animados conocida en España como Piratas de las Aguas Negras ambientada en un mundo alternativo donde los piratas tenían el protagonismo. El juego tuvo dos versiones, la de MegaDrive y la de Super Nintendo, ambas muy coloristas, pero la de Super Nintendo más detallada en los fondos. La versión de la consola de Sega se basaba en combinar las plataformas, la acción y algo de RPG, pudiendo explorar los mapas en busca de tesoros y usar un tercer botón para atacar con las armas que fuésemos consiguiendo. Por su parte, la versión de SNES estaba más enfocada a la acción de un beat’m up con un botón para usar magias y otro para saltar.

La película de Steven Spielberg estrenada en 1991 sobre una versión alternativa de un Peter Pan adulto que se convierte en un aburrido hombre de negocios, Hook, tuvo varias adaptaciones a los videojuegos. Una de ellas una aventura gráfica lanzada para sistemas como Commodore 64 o Amiga, aunque los que mayor éxito obtuvieron fueron los beat’m up que nos ponían bajo el control de un Peter Pan adulto con el que repartíamos leña entre los piratas que iban a por nosotros, juegos lanzados para consolas de Sega como Mega Drive o Mega CD, además de en arcades.

También por esos años llega a Super Nintendo la adaptación de la película La Isla de las Cabezas Cortadas. Un beat’m up entretenido, colorido, fluido y variado en sus escenarios que aún así no llegaba a la calidad de los mejores del género de aquella época.

Donkey Kong Country 2 002

En Donkey Kong Country 2: Diddy Kong Quest, lanzado en SNES en el año 1995, la aventura comenzaba donde la dejamos en la primera entrega, en el barco de King K. Rool. A partir de ese momento tendríamos que recorrer la isla del villano de los Kong, enfrentándonos a todo tipo de enemigos piratescos y aun Kin K Rool con un look muy pirata.

PROPUESTAS EN PC

De este reportaje que tenemos entre manos será, muy seguramente, el juego más querido y recordado por todos, el más carismático y con el que más disfrutamos siendo un pirata. Estamos hablando, cómo no, de Monkey Island. Una aventura gráfica de LucasArts que hizo historia en la que controlábamos al despistado de nombre impronunciable, Guybrush Threepwood cuyo sueño era convertirse en pirata, hazaña que debía lograr superando tres pruebas mientras hacía frente al temible pirata LeChuck.

Su humor constante, sus míticos duelos de insulto, sus ingeniosos puzzles, su estética con el motor SCUMM, sus conversaciones, todo resultaba redondo en esta aventura cuyo éxito propició una segunda entrega magnífica, y entregas posteriores que poco a poco perdieron el encanto inicial al haber perdido a su creador. Ahora que LucasArts ha desaparecido y Disney es su dueño nos preguntamos por el destino de esta magnífica aventura gráfica. ¿La recuperará Ron Gilbert como a él le gustaría para continuar con una tercera entrega oficial? De momento nos conformaremos con el fabuloso remake para PS3 y Xbox 360 que llegó en 2010 de las dos entregas en un solo pack y…¡Cuidado un mono de tres cabezas!.

En 1996 sale en PC un digno simulador de navegación llamado Age of Sail ambientado en las guerras napoleónicas con 100 escenarios basados en batallas históricas, más de 2000 barcos y una estrategia táctica muy refinada. Age of Sail se convirtió un referente de los videojuegos de navegación, llegando una segunda parte con mejoras, pero no todo lo pulida que debería.

Age of Sail

El juego de rol Sea Dogs llegaría en el año 2000 a PC y nos contaría la historia de un hombre llamado Nicholas, que tras escapar de los españoles que le habían capturado, decide comenzar una nueva vida como pirata. Sea Dogs se trataba de un juego de rol en tercera persona que nos daba la oportunidad de hacer misiones para la gente de las diferentes ciudades, entrar en duelos de espada, comprar barcos, navegar con ellos o abordarlos. Gráficamente era muy resultón y llamaba la atención a pesar de que ahora nos parezca simplón. Tuvo dos secuelas de nombres diferentes.

Una fue Age of Piratean Caribbean Tales con la misma filosofía y mejoras gráficas aunque con una mujer como protagonista, combates en barcos más espectaculares y, por desgracia con varios bugs y una jugabilidad mejorable. Otra fue llamada simplemente Piratas del Caribe, para aprovechar eñ tirón de la película en 2005, de hecho, este Sea Dogs III lo único que tenía de Piratas del Caribe, además de la ambientación, era la Perla Negra al final del juego. Por lo demás de nuevo nos encontrábamos con un juego de rol en tercera persona con la misma premisa que los anteriores, pero un nuevo protagonista parecido a Will Turner y la posibilidad de hacernos un buen hombre o un pirata despiadado según las decisiones que tomásemos. La jugabilidad se había mejorado aunque seguía siendo complicado de controlar.

En 2004 aparece la saga Port Royal en PC. Un juego de estrategia basado en el comercio y las batallas navales en el que nosotros administrábamos nuestras ciudades y tratábamos con comerciantes a la par que combatíamos con nuestra flota. Todo desde una vista cenital. La saga ha tenido cuatro entregas, la más valorada la segunda y la más reciente, lanzada el año pasado, la más criticada.

CONSOLAS ACTUALES

Antes hemos mencionado el primer juego de Piratas del Caribe no oficial, secuela de Sea Dogs y Age of Pirates, pero, el primero realmente fue un juego de PS2 llamado La Leyenda de Jack Sparrow, que nos hacía protagonistas de las aventuras narradas por Sparrow en las películas o de acontecimientos que jamás ocurrieron. Se trataba de un simple juego de aventuras en tercera persona que, como casi todos los juegos basados en películas, quería aprovechar el tirón. Piratas del Caribe que contó con juegos de El Cofre del Hombre Muerto en PSP de Hasta el Fin del Mundo en PS3 y, por supuesto, un divertido y fiel juego de LEGO en 2010 que incluía, además de los acontecimientos de las tres primeras películas, niveles basados en la cuarta: Mareas Misteriosas. Suponemos que con la llegada de la quinta película en 2015 se saque un nuevo juego. También en 2010 se canceló un RPG sobre Piratas del Caribe que se iba a llamar La Armada de los Malditos.

En 2012 llegó a PS3, Xbox 360 y PC Risen 2: Dark Waters, un juego de rol en tercera persona con una historia interesante, un desarrollo entretenido y una ambientación más que acertada que no convenció por sus fallos técnicos y sus limitaciones jugables.

Con The Legend of Zelda: Wind Waker, Zelda no solo se renovaba en su estética sino también en su ambientación, que nos mostraba el lado más pirata del pequeño Link. Con una Hyrule inundada debíamos recorrer los mares con nuestro barco parlante mascarón rojo, controlar los vientos con nuestra batuta, enfrentarnos a piratas y encontrar tesoros por las diferentes mazmorras. Esta entrega llegó en 2003 de forma exclusiva a GameCube. Ahora, 10 años después, ha llegado a Wii U The Legend of Zelda The Wind Waker HD, con un lavado de cara y algunas novedades jugables.

Y ahora es cuando nos acercamos a lo que nos interesa hoy, y es que en 2012 llegó a PS3 y Xbox 360 y Wii U Assassin’s Creed III que incluía por primera vez espectaculares batallas navales ambientadas en la guerra de la independencia norteamericana. Y es ahora, con Assassin’s Creed IV Black Flag, cuando se ha decidido hacer de las batallas navales un 60% del juego, retroceder en el tiempo para viajar a la época dorada de la piratería, ofrecernos a un pirata asesino como protagonista y presentarnos a celebridades de la época como Barbanegra o Anne Bonnie. Dicho esto, os invitamos a leer nuestro análisis de Assassin’s Creed IV Black Flag.