Inicio > Reportajes > ¿Qué esperamos de Batman Arkham Origins?

¿Qué esperamos de Batman Arkham Origins?

El nombre de Batman es sinónimo de éxito de una u otra manera. Sus últimas películas cinematográficas le proporcionaron unos resultados más que eficientes, haciéndose con la atención de los espectadores y no sólo con los fans del héroe. Tres entregas de gran éxito en el cine han derivado en que actualmente la popularidad del personaje cara a su explotación en la gran pantalla esté en su punto más álgido. De forma curiosa, y sin aprovecharse de la fama del personaje en el cine, Batman también se encuentra viviendo un momento muy dulce en los videojuegos. Si bien en el pasado logró protagonizar algunas producciones de éxito, ha sido en los últimos años, gracias a Rocksteady Games, cuando el héroe ha alcanzado su máximo esplendor en el sector. Su buena forma comenzó con la salida de Batman: Arkham Asylum en el año 2009, que logró sorprender y cautivar a multitud de usuarios, y los buenos resultados continuaron con Batman: Arkham City en 2011. Tras dos entregas de gran éxito, su productora, Warner Bros. Interactive, ha querido continuar con la franquicia, pero aportando algunos cambios radicales. ¿Los dos principales?: la historia se trata de una precuela y el desarrollo corre a cargo de Warner Bros. Games Montréal.

MENUDA NAVIDAD

El invierno ha llegado a Gotham City, y aunque Batman está realizando un buen trabajo en las calles de la ciudad, todavía está lejos de alcanzar la pletórica fuerza que le caracterizará en el futuro. Nos situamos, a nivel argumental, antes de los acontecimientos tanto de Batman Arkham Asylum como de Batman: Arkham City. Esto significa que muchos de los principales enemigos de Batman siguen en las calles, que todavía no han recibido su obligada reprimenda y que es muy posible que nos vayan a poner las cosas difíciles. Sabemos que Batman estará, en cierto modo a salvo, porque una precuela no deja de ser una precuela, pero esto no quitará interés a que, por lo que parece, nos veamos envueltos en algunos de los enfrentamientos más impactantes de la franquicia.

Como decíamos, es navidad, está nevando, la esencia se dice que intentará referenciar en cierto modo a la experiencia agobiante y de tensión que vivió John McClane en La Jungla de Cristal (e incluso a nivel sonoro habrá un guiño a la saga del policía). Batman va a recibir un regalo de navidad atípico: su encuentro con super-villanos, unos delincuentes que están muy por encima de lo que ha plantado cara a Batman en tiempos recientes. Acostumbrado a ladrones y otros delincuentes de poca monta, ahora Batman tendrá que enfrentarse contra los denominados villanos, aquellos que tienen o no habilidades especiales para ponerle contra la espada y la pared.

Máscara Negra (Black Mask) tiene la culpa, dado que se ha sacado de la manga una celebración navideña muy especial al ponerle precio a la cabeza del caballero oscuro. Tras Máscara Negra se esconde un mafioso de la ciudad de Gotham que tiene bien atados a todos los traficantes de la zona, tomando control sobre la delincuencia del lugar. Su control y sus recursos están muy por encima de lo que se podría esperar, y al ocultar su identidad bajo una máscara, como el propio Batman, puede llevar una doble vida. Trabaja haciendo presión desde una posición de poder cuando no se convierte en Máscara Negra, consiguiendo que poco a poco el departamento de policía de Gotham City se llene de agentes corruptos a los que maneja como marionetas. Su objetivo es acabar con Batman, el superhéroe de moda, aquel que todavía no colabora de forma estrecha con el capitán Gordon. Son otros tiempos y no son precisamente sencillos para Batman.

ASESINOS POR DOQUIER

El problema para Batman va a venir en la forma de una reunión muy peculiar de asesinos que intentarán acabar con el personaje. Este todavía está un poco verde, y aunque cuenta con mucha agilidad, propia de su edad, aún le faltan recursos y experiencia como para acabar rápidamente con sus enemigos. Una coalición de super-villanos intentando acabar con su vida no es como para tomárselo a broma. El encuentro de Batman con la comunidad de villanos se realizará por las malas, de golpe y sin sentimientos. Se tendrá que enfrentar cara a cara con villanos de grandes habilidades, como el poderoso Deathstroke, que ha sido elegido por Warner Bros. Interactive para seguir aprovechando la expansión que se está realizando del personaje. Le vimos recientemente en Injustice: Gods Among Us, tiene un papel destacado en la serie de televisión Arrow y como es normal mantiene su presencia en los cómics de la editorial madre de Batman y compañía. Junto a Deathstroke aparecerán otros rivales del murciélago, como el Pingüino, del que también se esperan unos resultados positivos debido a la larga fama que atesora en el universo del personaje.

CAMBIOS Y NOVEDADES

Vamos a regresar al pasado de Batman, así que por lo tanto habrá cambios obligatorios en la forma de jugar. Esto permitirá encontrarnos con nuevos gadgets que, por una u otra razón, Batman dejó de utilizar en el futuro. Lo primero que descubriremos será la garra a distancia, que nos permitirá una mayor flexibilidad a la hora de combatir contra los enemigos o interactuar con los objetos. Lo que haremos será agarrar dos elementos distintos y hacer que se choquen. El resultado será posiblemente similar a lo que vimos en el último episodio de la franquicia Just Cause, donde teníamos a mano una acción similar. Además de su cinturón de herramientas y recursos habituales Batman contará con el apoyo de la utilización del Batwing, aunque sin tener control directo sobre el mismo. La situación en la ciudad de Gotham es distinta a la de entregas anteriores y habrá incluso más especio por el que movernos. Tener a mano un medio de transporte rápido y eficiente como el Batwing ayudará mucho a que el progreso por el decorado no resulte tedioso. Eso sí, en algunos momentos habrá torres de vigilancia que deberemos conquistar si queremos llamar al Batwing, dado que de otra manera no podremos hacerlo aterrizar.

Como Batman no tendrá todavía una relación estrecha con la policía, tendrá que ganarse su respeto. Lo haremos llevando a cabo misiones paralelas que nos permitan mejorar nuestra reputación. Por ejemplo, capturaremos villanos y delincuentes no obligatorios para la historia o realizaremos el rescate de agentes que se encuentren en peligro. Como es lógico, estas misiones paralelas ayudarán mucho a incrementar la rejugabilidad y nos darán la opción de ganar experiencia y bonus añadidos.

CONCLUSIÓN

Los fans de Robin pueden descartar que aparezca el personaje, dado que se trata de una precuela incluso en la que Batman es joven. También hay que tener en cuenta el cambio de guardia que se ha producido en el desarrollo, con un nuevo equipo al frente del proyecto, el mismo que realizó el juego Batman: Arkham City Armoured Edition para la consola Wii U. Este nuevo título resulta interesante y prometedor, pero habrá que esperar hasta el 25 de octubre de 2013 para poder disfrutarlo en su llegada a PC, PlayStation 3, Xbox 360 y Wii U (y posiblemente sistemas de próxima generación a su debido tiempo).