Inicio > Reportajes > ¿Qué sabemos de Assassin’s Creed IV Black Flag?

¿Qué sabemos de Assassin’s Creed IV Black Flag?

Los fans de la franquicia Assassin’s Creed se preguntan qué se sabe actualmente sobre el próximo episodio, el cuarto numerado, que llegará en este presente año 2013. Ubisoft dijo en el pasado que Assassin’s Creed III era uno de los proyectos más ambiciosos que habían creado y pensamos que sería algo difícil de superar en la presente generación. La buena noticia es que el próximo episodio de la franquicia no sólo llegará a las consolas de actual generación y a los ordenadores PC, como es costumbre, sino que también se comercializará en las máquinas de la próxima generación. Por ahora sabemos que estará presente en PlayStation 4, pero no debemos dudar de que Assassin’s Creed IV también será uno de los primeros títulos anunciados para el próximo hardware de Microsoft. De momento se ha revelado información importante sobre el juego que queremos transmitiros para que estéis al día de lo que nos espera de la mano de Ubisoft Montreal.

LA HISTORIA

Si hay una cosa que coincide en todos los episodios de Assassin’s Creed eso es un hilo argumental sólido, histórico por situarnos en eventos y lugares reales del pasado, e interesante. La tercera entrega numerada nos puso al control de Connor Kenway, un personaje que rompió radicalmente con lo que nos habíamos encontrado hasta el momento. Se inició entonces un marco argumental muy interesante, con la Revolución Americana de por medio, que no dejó de lado a Desmond en el presente, como era de imaginar. Ubisoft no cerró la saga, ni mucho menos, y dejó muchas cuestiones sin respuesta que necesitarían de más narración para completarse de manera que todo estuviera entrelazado. El juego Assassin’s Creed IV: Black Flag se presenta como una precuela de este mencionado tercer episodio, creándose un vínculo directo que en algunos casos podría haber sido tratado de spinoff o de entrega no numerada. Ubisoft, no obstante, ha indicado que Assassin’s Creed IV: Black Flag merece ser tratado como una entrega numerada por la importancia argumental de la que dispone y la profundidad jugable que proporcionará.

Volviendo a la historia, cómo no, al tratarse de una precuela, desarrollada años antes que Assassin’s Creed III y en otro entorno, tenemos un protagonista diferente. En esta ocasión el peso recae sobre la figura de Edward Kenway, que así mismo es el progenitor de Haytham Kenway, quien a su vez es el abuelo de Connor, el héroe del juego anterior. La elección de este protagonista implica importantes avances para los conocimientos que tendremos a nivel argumental, profundizando en dudas que todavía quedan por responder.

NOS VAMOS AL CARIBE

Si algo se propone Ubisoft en cada entrega numerada de la franquicia de los assassin es introducirnos en un escenario totalmente nuevo que justifique en parte el desarrollo del juego. Esta vez nos desplazamos al Caribe, con todo lo que eso implica, con la majestuosidad de los viajes en barco y la visita de islas que nos depararán todo tipo de características personalizadas. Edward Kenway destaca por aportar una jugabilidad distinta a los usuarios respecto a lo que hemos visto con anterioridad. Esto se debe a que este Kenway no es sólo un assassin, característica común en los protagonistas de la franquicia, sino que al mismo tiempo es un pirata de armas tomar. En su camino se encontrará con otros piratas que ayudarán a desarrollar el trasfondo histórico tal y como ha ocurrido en otros casos, con Barbanegra, Anne Bonny, Charles Vane, Benjamin Hornigold o Calico Jack entre otros bucaneros reales presentes.

¿Por qué viajamos al Caribe y nos centramos en la persona de Edward Kenway?. Abstergo Entertainment está interesada en la vida y recuerdos de este personaje. La empresa contratará a un nuevo personaje que tendrá el objetivo de analizar los recuerdos no sólo de Desmond Miles, sino también de algunos de sus ancestros, y ahí es donde entra Edward. Este planteamiento argumental parte del concepto que se reveló en el desenlace de Assassin’s Creed III, por el cual, cuidado con los spoilers, cualquier persona puede conectarse al animus debido a que el funcionamiento del sistema se ha abierto. Hasta entonces sólo los descendientes directos de los personajes históricos podían usar el animus, lo que daba una importancia fundamental a Desmond. Los tiempos, eso sí, han cambiado, y por alguna razón Abstergo quiere que su nuevo empleado se centralice sobre los recuerdos de Edward Kenway.

ACCIÓN Y BATALLAS NAVALES

Assassin’s Creed IV: Black Flag se va a desarrollar en un entorno que aportará un toque fresco y llamativo respecto a las anteriores entregas. Visitaremos tres ciudades diferentes: Nassau, Kingston y la Habana. Cada una de las ciudades se encuentra bajo un dominio distinto, algo propio de la época y que nos deparará el acceso a distintas características y situaciones. Si bien la Habana está controlada por los españoles, Kingston tiene el régimen inglés y en Nassau son los piratas los que se llevan la palma en cuanto a presencia y relevancia. Estas ciudades nos van a dar acceso a todo tipo de escenarios y localizaciones, incluyéndose un renovado entorno en el cual el mar va a tener un peso importante. Los seguidores de las batallas navales y del movimiento en barco de la anterior entrega se encontrarán con que un 40% del total del juego se dedicará a las batallas con navíos y al movimiento a través del mar. Nos tendremos que mover mucho en barco para ir de un lugar a otro desde el principio del juego y no sólo visitaremos bosques y ciudades, sino que también habrá poblados, ruinas e incluso fuertes. La jugabilidad será más libre y profunda, manteniéndose el sistema de caza de la anterior entrega, pero expandiéndose al mar, donde podremos cazar ballenas.

La hermandad, aunque se desconoce de qué manera, volverá, y también habrá otras particularidades, como el barco del jugador, conocido como Jackdaw, el cual podremos personalizar. En el barco podremos usar el catalejo, que nos proporcionará información relevante acerca de los barcos que se encuentran en la lejanía y que también nos permitirán saber si las islas cercanas tienen animales o elementos que nos puedan interesar.

CONCLUSIÓN

El juego Assassin’s Creed IV: Black Flag volverá cargado de acción y enfrentamientos, con exploración y nuevas posibilidades. El cambio de protagonista en el pasado, así como el giro radical que se le dará a la historia del presente, se plantean como aspectos jugables de un elevado interés. Todavía falta saber mucho sobre el juego, pero Ubisoft parece que tiene entre manos otro título que dará que hablar.