Inicio > Reportajes > Schoolgirl Strikers

Schoolgirl Strikers

Hace poco tiempo Square Enix comentó en la prensa japonesa que tenía intención de volver a las viejas costumbres de su empresa debido a que quería reencontrarse con el público nipón. Si en el pasado Square Enix fue una compañía que lanzó de forma agresiva juegos tan dispares como Another Mind (1998, PlayStation), ahora quieren retomar un poco ese estilo que les caracterizó en el pasado. Y para ello lo van a hacer mediante juegos del estilo de Schoolgirl Strikers, que ya se encuentra disponible en Japón para su descarga desde dispositivos móviles iOS.

Si Square Enix va a tener éxito con este nuevo enfoque o si les saldrá el tiro por la culata es algo que iremos viendo a lo largo de los meses, pero a la vista de lo que ofrece Schoolgirl Strikers, queda bastante claro que sí van a tener el apoyo de los japoneses. Sobre todo porque se han influido en juegos de éxito entre los japoneses, y solo hay que ver el logo del juego (con esas siluetas de colores…) para comprobarlo.

UN RPG DE CHICAS GUERRERAS

Schoolgirl Strikers se plantea como un RPG donde formamos parte de un grupo especial de las fuerzas especiales en las que el jugador caracteriza a su capitán. El mundo no se encuentra pasando por su mejor momento y es necesario métodos drásticos para enfrentarse a criaturas peligrosas. Acercándose al final del mundo tal y como lo conocemos, las chicas elegidas para convertirse en las miembros de esta unidad deberán esforzarse para salvar el mundo. Aunque los enfrentamientos tienen una importancia fundamental en el desarrollo de la partida, son los personajes, las heroínas, quienes acaparan la atención del juego y el grueso de su contenido.

Los enfrentamientos se desarrollan en 3D con gráficos avanzados a los que Square Enix ya tiene acostumbrados a los usuarios. Y aunque la compañía es conocida por dar forma a juegos de precio elevado disponibles en iOS, en esta ocasión ha optado por la distribución free to play a fin de dejar unas mejores sensaciones entre los usuarios y llegar a un mayor público. Como es habitual, las microtransacciones se materializan en la forma de objetos y otros elementos con los que no solo afectamos a los parámetros de los personajes, sino que además aumentan la personalización (y eso es algo que encanta a los japoneses).

Cada semana se van a añadir nuevos contenidos, misiones, personajes y enfrentamientos, para que la dinámica sea de mantener a los usuarios enganchados sin que se olviden de cargar el juego de una forma habitual. Las chicas principales, a las que llamamos strikers, se dividen en diferentes equipos en las que sus miembros se reparten las funciones y sus habilidades. Los responsables de esta fuerza especial saben bien cómo formar los equipos de manera que estén equilibrados en su totalidad.

LAS CHICAS

De momento aún falta conocer a algunos de los equipos cuyo control podremos tener a lo largo de nuestras partidas en Schoolgirl Strikers. Pero ya le hemos podido echar un vistazo a varios de los grupos. El número seis tiene el nombre clave de Altair Torte, el tres es Procyon Pudding, el dos es Coconut Vega y el cuatro es conocido como Biscuits Sirius. Como podéis apreciar, los nombres de los distintos equipos combinan un dulce con una estrella del firmamento, lo que no deja de ser bastante curioso. Cada uno de los grupos hace uso de un estilo visual diferente y de sus propias técnicas. Las chicas de Altair utilizan armaduras de combate futuristas con falditas, colgantes y medias largas. Por su lado, las de Procyon visten un uniforme de sirvienta personalizado a modo de armadura, las de Vega van vestidas de estilo militar y las de Sirius tienen vestidos medievales con algunos elementos de personalización muy llamativos, como una armadura completa de caballero.

También hay algunos personajes extra, chicas que no tienen grupo y que se transforman con sus propias armaduras, incluso una de ellas se transforma utilizando una armadura totalmente de estilo sentai.

COMBINANDO RECURSOS

A las batallas no llegamos sin antes pasar por otros elementos que son fundamentales en el desarrollo de Schoolgirl Strikers. Pero hablando de los enfrentamientos, antes de pasar al campo de batalla configuramos nuestro equipamiento, la chica que manejamos, su armadura y sus objetos extra. Es fundamental para combatir garantizando nuestra victoria o al menos intentando ajustarnos a las características de nuestro rival, quien no siempre nos pondrá fáciles las cosas.

Entre batalla y batalla el hilo argumental de Schoolgirl Strikers se desarrolla a través de secuencias conversacionales y partes deudoras de las ranobe (novelas). Cada semana Square Enix promete añadir una nueva historia para que sigamos disfrutando del juego. Con ellas profundizaremos en las vidas personales de las chicas protagonistas, quienes tienen más que contarnos de lo que podríamos imaginar. Al fin y al cabo, son chicas jóvenes, estudiantes, que se han tenido que ajustar a una situación complicada como la que supone luchar para salvar el mundo de un gran peligro. Y no todas van a afrontar este destino con facilidades y con la mente totalmente abierta. Además, no por tener esa responsabilidad van a olvidarse de algunas de las cosas que les ocurren a todas las chicas de su edad.

Durante la parte de aventura podremos elegir a las chicas que más nos gusten o que mejor nos caigan para que participemos en conversaciones especiales. Dependiendo del éxito de estas escenas nuestra relación con ellas mejorará y será favorable para los enfrentamientos. En esto jugará un buen papel que les hagamos regalos, intentando que sean las cosas que les gusten, o que participemos en minijuegos y eventos especiales en su compañía. Cómo no, también será posible personalizar su ropa y aspecto a fin de lograr el estilo que encaje con ellas.

CONCLUSIÓN

¿Llegará Schoolgirl Strikers al mercado occidental? Hoy por hoy es complicado. Es un juego que sigue las bases que les gustan a los japoneses y no encaja en el modelo que triunfa fuera de Japón. Además, Square Enix ya dijo que quiere centrarse en complacer a su público al tiempo que va creando otras producciones que también puedan triunfar en el extranjero. En este caso en particular es difícil que el juego se localice, aunque sería una sorpresa muy positiva si ocurre.