Inicio > Reportajes > Sistemas antipiratería en los videojuegos – Parte 2

Sistemas antipiratería en los videojuegos – Parte 2

Continuamos con el reportaje de los sistemas DRM más curiosos que han pasado por el sector del videojuego. En la primera parte, pudimos leer aquellos sistemas de seguridad que no suponían ningún problema para el jugador, limitándose a meras advertencias o puyas, que podrían ser consideradas como bromas. Sin embargo, no todos los desarrolladores han seguido esta vía, poniendo sistemas de seguridad que impiden al jugador continuar la partida si detecta que el juego es una versión pirata, siendo sistemas mucho más agresivos que los anteriormente mencionados. En esta segunda parte, y para el desquicio de muchos piratas, podremos ver algunos DRM, qué, lejos de perder ese toque original de protección, fastidian la partida sin posibilidad de hacer nada por evitarlo.

LOS MÁS AGRESIVOS

Comenzamos esta segunda parte con un DRM muy reciente que alertó a las páginas de todo el mundo por su originalidad: el sistema de seguridad de Game Dev Tycoon. Este simulador de desarrollo de videojuegos (cuyo análisis podéis encontrar en esta misma página) coló una versión pirata por internet, qué, como quedó demostrado por los diferentes usuarios que comentaron en los foros de internet, desquició a más de un pirata.

Y es que, si jugábamos a la versión pirata de este original simulador, la empresa que habíamos desarrollado desde el inicio del juego quebraría, ya que un sinfín de piratas cibernéticos, piratearían nuestras producciones, haciendo que no recuperásemos el dinero invertido en fabricar nuestro videojuego. Así pues, se les daba a los piratas a probar de su propia medicina y además, ellos mismos se delataban pidiendo ayuda en foros de cómo solucionar el nivel de piratería de su partida. Desde luego, una jugada maestra, pues no solo fastidia la partida, sino que también sirve como método de concienciación y es el propio jugador el que se delató de haberse bajado una copia pirata…

Otro juego que desde luego hizo que los piratas sintiesen por primera vez instintos asesinos, fue Earthbound. Este título de Super Nintendo, incluyó un DRM muy sencillo: podías ir jugando toda la partida, pero el número de enemigos era muchísimo mayor al de una copia normal, con lo que se hacía casi imposible llegar al final del juego. Por otra parte, si conseguíamos llegar a la lucha final, antes de empezar el juego se bloqueaba, haciéndonos reiniciar el sistema. Una vez reiniciado, cuando intentábamos continuar la partida por el punto de guardado, descubríamos cómo todas nuestras partidas habían sido borradas. Desde luego es cruel y retorcido, puesto que no es suficiente con la elevada dificultad de la versión pirata que además todas las partidas se borran en el acto… ¡jugada maestra!.

EarthBound Wii U

Otros DRM que fastidian la partida pero no a este nivel (realmente al nivel de Earthbound hay pocos) es el caso del conocidísimo Dragon Quest V para Nintendo DS. Si el juego detecta que es una copia pirata, no nos dejará bajar del barco inicial. Podemos hacer lo que queramos ahí dentro (hablar con personajes y demás) pero no bajar del barco. Al ser al principio de la partida, no está tan mal comparado con los dos casos anteriores ¿verdad?.

Otro DRM que parece inofensivo pero que desde luego de inofensivo no tiene nada, es el que se implementó en GTA IV. No se le puede reprochar al DRM que carezca de originalidad, pues el sistema de seguridad consiste en que la cámara entra en una especie de “Modo borracho” en el que baila de un lado para otro. Jugar puedes jugar (no careces de armas, ni los gráficos empeoran, ni te matan con una sola bala), pero el mareo y la jaqueca que puedes llegar a tener tras tres minutos de juego lo hacen injugable.

MÁS MADERA

El título de Mirror’s Edge se hizo famoso por lo original del planteamiento, tanto en historia como en jugabilidad. Lo que no conoce tanta gente es que el famoso título de EA incluía un interesante sistema de protección que impedía avanzar la aventura. Y es que, al detectar una copia pirata, veríamos cómo nuestra velocidad se vería reducida al llegar a un salto en el que necesitásemos mucho impulso, impidiendo que pudiésemos llegar al otro lado, precipitándonos al vacío. Otro ejemplo bastante parecido es el de Batman Arkham Asylum, en el que Batman será incapaz de planear, haciéndonos recorrer la aventura a pie, o impidiéndonos pasarnos varias pantallas en las que el planeo es necesario. Este DRM se hizo famoso como respuesta a un usuario en un foro en el que se quejaba del bug que impedía que Batman volase. La propia compañía le contestó que el único bug que había estaba en “su código moral”.

Mirrors Edge 002

Para acabar con los sistemas antipiratería más agresivos, contaremos el caso de Serious Sam 3. Algunos enemigos finales son realmente difíciles en algunos videojuegos. Jefes que parecen imposibles, o luchadores imbatibles para aquellos que aún no dominan por completo el videojuego (como cierto enemigo de Street fighter, Tekken, Final Fantasy, etc.) pero… ¿qué pasaría si realmente hubiese un jefe imbatible? Es el caso del sistema antipiratería que pasamos a comentar a continuación. En Serious Sam 3 los piratas tuvieron que enfrentarse a un escorpión que además de ser invencible (con vida ilimitada) contaba con una velocidad soberbia además de ataques tanto a corta como a larga distancia, persiguiéndonos por todas las pantallas hasta acabar con nosotros… ¡Desde luego el escorpión era tan imbatible como parece serlo la piratería!.

CONCLUSIÓN

Ya veis que no solo hay empresas que dan una mera advertencia sobre la piratería, sino que hay compañías que no se andan con chiquitas. Destrucción de partidas, enemigos imbatibles o imposibilidad de pasar según qué pantallas hacen de estos DRM unos enemigos imbatibles contra los piratas que juegan a estas copias. En la siguiente y última parte, mostraremos los DRM más curiosos, así que si os interesan estos temas, ¡no os lo perdáis!.