Inicio > Destacado > Star Wars en los videojuegos (2ª Parte)

Star Wars en los videojuegos (2ª Parte)

Habían pasado 22 años desde que saliese la primera película de Star Wars, 19 de los cuales pasamos disfrutando de videojuegos de la franquicia, desde adaptaciones de las tres películas hasta aventuras del universo expandido enmarcadas en géneros como la simulación de vuelo, los shooters e incluso la lucha. Todos estos juegos los vimos en la primera parte del reportaje, pero, como sabéis, la locura galáctica continuó muchos años más y en 1999 esta locura se acrecentó cuando George Lucas estrenó el ansiado primer episodio, que comenzaba una nueva trilogía en la que nos contaba todo sobre el origen de los Skywalker, enfocándose en Darth Vader y su paso al lado oscuro.

Star Wars poster

A principios de los 80, George pensó en explicar cómo se había llegado hasta la era del imperio y la caída de los jedi, por eso en la reedición que hizo en el 81 insertó los números: los episodios IV, V y VI. En 1987, diez años después de estrenarse la primera película, se divorció de su mujer y perdió parte de su fortuna, por lo que la idea de comenzar a rodar las películas se intensificaba, y más viendo el éxito comercial que tenía el universo expandido en medios como la literatura, los cómics o los videojuegos.

Star Wars Episodio IFinalmente, en 1994 comienza a escribir Star Wars Episodio I: El comienzo, que sería conocida de forma definitiva como Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma. En ella pudimos conocer al pequeño Anakin Skywalker, a la reina Padme Amidala, al joven Obi-Wan Kenobi y a su maestro Qui-Gon Jin, además del origen del conflicto galáctico con la Confederación de Comercio y sus droides.

A pesar de que la película no fue del gusto de todos, debido tal vez a las altas expectativas y a personajes como el denostado Jar Jar Binks, también tuvo aciertos como su villano principal, Darth Maul, un sith de aspecto escalofriante con la piel roja, tatuajes en todo el cuerpo y pinchos en la cabeza que utilizaba una doble hoja, y que fue muy aprovechado en el universo expandido, lo cual incluye videojuegos.

Pero no nos adelantemos. Como decimos, el episodio I no fue lo que muchos esperaban, lo que no significó que no contase desde el principio con varias adaptaciones a los videojuegos. La primera llevó el nombre de la película, Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma y llegó el mismo año del estreno de la película, en 1999, a PlayStation y PC.

En el juego controlábamos a Obi-Wan Kenobi, Qui-Gon Jin y Padme Amidala durante todos los acontecimientos de la película, desde la visita a la estación espacial de la Federación de Comercio por parte de los dos jedi hasta la lucha contra Darth Maul en Naboo, pasando por el encuentro con Anakin en Tatooine.

A pesar de que en su época nos encantó su acción en 3D y en tercera persona (aunque se veía ligeramente desde arriba) luchando contra los droides con nuestro sable láser y moviéndonos por escenarios con obstáculos que debíamos sortear con el uso de la Fuerza, es imposible no darse cuenta de que ha envejecido bastante mal por un desarrollo repetitivo y unos gráficos bastante mejorables, incluso para PSX.

Puede que La amenaza fantasma no sea una película muy querida, pero tiene una de las escenas más recordadas de la saga, la carrera de vainas que protagoniza Anakin Skywalker y que gana demostrando sus dotes como piloto, consiguiendo su libertad para viajar con Qui-Gon y Obi-Wan para convertirse en jedi. Gracias a esta fantástica escena llega en 1999 a Nintendo 64 y PC, y un año después a Dreamcast, un juego enfocado en estas carreras llamado Star Wars Episode I: Racer. En él competíamos no solo en el circuito de Tatooine que aparece en la película, también en circuitos de otros planetas, pudiendo pilotar diferentes vainas (con sus correspondientes pilotos) e  incluso personalizarlas comprando piezas con el dinero que conseguíamos. Racer fue uno de los juegos basados en el primer episodio más recordados.

Otros juegos basados en este nuevo y primer episodio cronológico salieron a finales de 1999 como Star Wars: The Gungan Frontier, un juego de estrategia en el que debíamos gestionar el planeta Naboo, pero no sus edificios y economía, sino su ecosistema; Star Wars: Yoda’s Challenge, un juego para PC dirigido al público infantil; o Star Wars: Pit Droids, un juego de puzles dirigido también a los más pequeños de la casa.

Comenzó el nuevo siglo, y con él más juegos que aprovechaban la apertura a la nueva trilogía. Hubo en el año 2000 más juegos enfocados al público infantil en los que ya no nos vamos a detener, pues eran juegos de aprendizaje que no nos interesan. El primer juego interesante que llegó en el año 2000 fue Star Wars Episode I: Jedi Power Battles que llegó a PlayStation, Dreamcast y PC. En él, al igual que en el de La amenaza fantasma, se nos cuentan los acontecimientos de la primera película, pero en Jedi Power Battles manteniendo menos la fidelidad, aunque a cambio ofreciendo una experiencia de juego mejor. Esta vez no solo controlábamos a Obi-Wan Kenobi y Qui-Gon Jin, también a los otros jedi del consejo, como lo son Mace Windu (sí, aquel jedi que iba a ser el protagonista en el primer borrador de 1977 y que se convirtió en un jedi del consejo, encarnado por Samuel L. Jackson en la película de 1999 y sus secuelas), Plo Koon y la menos conocida Adi Gallia, Además, al completar el juego podíamos desbloquear a personajes como Padme Amidala o el mismísimo Darth Maul. En la versión de Dreamcast se incluyó además a otro jedi del consejo, Ki-Adi-Mundi. No creáis que las diferencias se basaban en los skin de cada uno, pues según el personaje que eligiésemos también cambiaba su forma de moverse y sus poderes de la Fuerza disponibles. Lo mejor era que podíamos jugar con un amigo.

El único juego de Star Wars del año 2000 que no se basaba en la nueva película fue Star Wars: Force Commander, un juego de estrategia para PC que nos situaba entre los episodios IV y VI encarnando a un comandante imperial llamado Brenn Tantor, mediante el cual organizamos nuestras tropas.

Si te gustaban las carreras de vainas no te gustará saber que en el videojuego Star Wars: Demolition el imperio las prohíbe, pero si te gustó Demolition Derby (o en su defecto Destruction Derby) te gustará saber que Jabba el Hutt ha sido ingenioso y ha organizado su propia competición de combates con vehículos. Así, este juego de PlayStation y Dreamcast lanzado en el 2000 nos proponía controlar a personajes como Boba Fett con su propulsor, Darth Maul en un speeder, a Malakili (el guardia del rancor en el episodio VI que lloraba su muerte) cabalgando un rancor…todo con el único objetivo de demoler (qué si no) a tus rivales. Una locura de juego.

Por si había pocos juegos que adaptaban el episodio I, a finales del 2000 llegó a Game Boy Color Star Wars: Obi-Wan’s Adventure, distribuido por THQ. Se trataba de un juego de aventuras en perspectiva cenital en el que controlábamos a Obi-Wan (nunca lo hubieseis dicho) en algunos momentos de la película, pero excluyendo los escenarios de Tatooine y añadiendo algunos que no salieron en la peli.

El último en llegar en el año 2000 fue Star Wars: Battle for Naboo. ¿Recordáis Rogue Squadron, el juego de Nintendo 64 que salió en 1998 y que contenía una nave de Naboo oculta? Pues esta es su secuela espiritual, lanzada dos años después. Esta vez la nave de Naboo (la N-1) no estaba oculta y la controlábamos en varias partes del juego, pero no solo la N-1, también el AAT (el tanque droide) o el STAP (los speeders verticales droides). Battle for Naboo llegó también a Nintendo 64 y PC.

Page 1 de 5Siguiente